Neurogastronomía: Menús que se escuchan

¿Sabías que cuando lees el menú de un restaurante se estimulan las mismas áreas cognitivas y emocionales de tu cerebro que cuando lo escuchas?

 

Un reciente estudio de los neurocientíficos de UC Berkeley encabezado por Fatma Deniz ha derivado en la creación de una herramienta alucinante: un mapa interactivo que puede predecir qué partes del cerebro se activan al leer o escuchar grupos de palabras de una historia.

Como vimos hace poco, el menú es una pieza más de la historia o narrativa del restaurante (creada con el fin de diferenciarse, atraer y fidelizar a sus comensales) y tiene un efecto directo sobre la experiencia gastronómica del comensal y sus elecciones.

Así, cabe preguntarnos qué palabras empleamos para comunicar la oferta del restaurante. Tanto en el menú (de forma escrita) como las que utiliza el personal de sala (de forma hablada).

 

Neurogastronomía_ Menús que se escuchan

Foto por Fragmento Universo para Pepa Cartini.

 

Las palabras que leemos en el menú tienen un efecto similar a las que escuchamos del personal de sala

Para construir y gestionar la narrativa del restaurante es imprescindible ofrecer al personal de sala las palabras que evoquen las mismas emociones que buscamos generar con las descripciones y mensajes de la carta (copywriting gastronómico). Se trata, sobre todo, de mantener una coherencia entre lo que dice la carta y lo que cuenta quien la explica.

Las palabras gastronómicas se encuentran en los grupos «visual» y «táctil»

Si juegas durante un rato con el mapa interactivo, verás que las palabras más gastronómicas son palabras sensoriales que activan distintas partes del cerebro de ambos hemisferios. Los neurocientíficos las han incluido en los grupos visual y táctil. De momento no he encontrado palabras relativas a aromas y sabores. Te mantendré al tanto cuando lo haga.

Diferentes personas comparten una topografía semántica similar

El estudio revela que existen grupos de personas para los que las palabras significan lo mismo y activan las mismas áreas del cerebro. ¿Estaremos asistiendo a la evidencia científica de la importancia de hablar el mismo idioma que el tipo de comensales que tiene un restaurante?

 

La evidencia científica de que interpretemos del mismo modo el significado de la información, nos llegue desde el sentido que nos llegue, es una gran noticia para las personas que entendemos la gastronomía como una forma de comunicación.

Y con esto cierro un año del blog en el que te he hablado de la experiencia gastronómica desde diferentes ángulos.

Ahora, comienza un año en el que te contaré cómo se relacionan esos ángulos.

Y si quieres quedarte con la copla de todo esto, recibir inspiración, reflexiones y noticias muy gastrocreativtas, suscríbete a la newsletter dominical que vuelve a mediados de enero.

Bon appétit!

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Ayudo a emprendedores y empresas a hacer realidad sus ideas transmitiendo mensajes a través del copywriting gastronómico para desarrollar marcas que nutren proyectos, entornos y vidas.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?