Plätzchen: las pastitas navideñas alemanas y sus significados

Mis vecinos decían que la Navidad empezaba el día que mi madre encendía el horno.

Todo el bloque se inundaba de deliciosos aromas a vainilla, canela, jengibre, cardamomo, clavo, coco y chocolate.

Aunque en el barrio las llaman “las pastitas de Josefine”, su verdadero nombre es “Pläzchen”.

Cada familia tiene sus especialidades. Cada persona tiene sus preferidas. Así, las intercambian como regalo y se invitan a casa para acompañarlas con café, té o el famoso “Glühwein” o vino caliente especiado.

 

 

 

UN VISTAZO SEMIÓTICO A LAS PLÄTZCHEN

Tras algunas conversaciones e investigaciones, todos coinciden en lo mismo: Las Pläzchen significan comunidad, hogar, amor, calidez, ilusión, cariño, tradición, humanidad, compartir, familia, amigos,  e incluso una sana competitividad para ver quién hace las mejores.

 

Para los alemanes son un icono de la Navidad, y no es para menos: su origen se remonta a los monasterios y monjes de la Edad Media.

 

Investigando esto, descubrí una faceta de Hildegard von Bingen que no conocía. ¡Resulta que esta interesantísima monja también diseñaba recetas! 

Sí, he escrito “diseñaba recetas”, porque la función de estos platos no era solamente la del placer hedonista, también buscaban ser útiles para la salud. Eran recetas funcionales.

 

He encontrado un libro en alemán que habla de su visión de la salud y sus recetas, allí descubrí que ella es también la creadora de las “Nervenkekese” o galletas para el sistema nervioso, unas pastitas que calman y dan paz.

 

Estamos hablando de una mujer, una monja, que en la Edad Media investigó y tuvo experiencias espirituales relacionadas con la medicina, la salud y la cocina (entre otras).

 

Podríamos incluso decir que las Nervenkekse son hoy

unas pastitas que llevan a experimentar al cuerpo los significados ocultos en las “pläzchen” desde lo físico o material.

 

Están hechas a base de espelta, mantequilla, especias como la canela y el clavo, almendras o la nuez moscada, huevos, azúcar y levadura.

 

Son la forma de comerse, literalmente, el significado de la Navidad alemana.

 

 

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa! Copywriter gastronómica freelance. Ayudo a creativos gastronómicos a diferenciarse mejorando sus habilidades de comunicación con técnicas de branding, copywriting, storytelling y design thinking.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?