¿Para qué sirve la identidad verbal en marcas gastronómicas?

La identidad verbal cobra relevancia por momentos. Pero, ¿tiene sentido poner el foco en lo que sale de la boca, cuando la gastronomía suele fijarse en lo que entra?

 

Identidad verbal y gastronomía

 

La identidad verbal en un mundo cambiante

Al inicio, la identidad verbal se planteó para marcas corporativas.

Corría el año 2004 y el mundo era otro.

Aún no pasábamos el día en las redes sociales y la palabra «pandemia» nos sugería una mezcla de exotismo, lenguaje metafórico y película mala de sobremesa.

Pero el mundo siguió girando y surgió la idea de que, no solo las empresas dejaban marca, sino también las personas.

De repente (y aquí el internet interactivo jugó un papel fundamental), diferentes profesionales independientes y pymes también comenzaron a hacerse preguntas sobre la «imagen» que proyectaban.

Poco a poco se dieron cuenta de que esa imagen la formaban diferentes universos, no solo el visual.

Y entre todos estos universos, estaba el verbal.

Pero, ¿tenía sentido trabajar ahora la esfera verbal de una marca pequeña del mismo modo que la de una corporación en 2004?

Lo cierto es que no.

Por eso, además de enseñar caminos y técnicas para crear piezas como el naming, tagline, claim… me parece muy interesante compartir la estructura mental que permite entender la esencia de la identidad verbal más allá del tiempo.

Piezas como el naming, los taglines, claims, tonos o territorios verbales son la punta de un iceberg que se sostiene sobre la propuesta de valor y la personalidad de marca. Y estos dos conceptos responden a soluciones estratégicas.

En el taller online en directo que impartiré el sábado que viene, mostraré con ejemplos reales cómo se construyen identidades verbales gastronómicas contemporáneas en un mundo en el que lo digital y lo físico se desdibujan a la velocidad de la luz.

 

Para qué necesita una marca gastronómica una identidad verbal

La identidad es la historia que nos contamos a nosotros  y a los demás sobre quiénes somos (o queremos ser).

Emerge del conjunto de rasgos que nos caracterizan y que permiten diferenciarnos de otras marcas.

La identidad cobra vida al estimular los sentidos de otras personas, creando así impresiones.

Estas impresiones se convierten, a su vez, en historias que los demás confeccionan a cerca de quienes somos y que, en el mejor de los casos, coinciden con lo que buscamos proyectar.

Al definir la identidad verbal de una marca, busco:

🔶 Comprender las historias que la componen.
🔶 Explorar las historias que quiere despertar en un público concreto.

El objetivo es entretejerlas y construir un carácter que pueda cobrar vida a través del lenguaje verbal.

En el universo de la gastronomía, las marcas viven y cuentan historias que vinculan a las personas con su propia identidad.

También las invita a reforzarla mediante el consumo de comida / bebida con una intención que va más allá de mantenerse con vida.

Al crear la identidad verbal para una marca gastro, plasmo todo esto en un documento que culmina con un manual de estilo.

Éste ayuda a las marcas a poner en práctica su universo verbal de manera realista y ordenada, ¡y también abierta!, para que puedan evolucionar de manera natural.

La identidad verbal de marcas gastronómicas en el día a día

Pero centrémonos en lo práctico: ¿en qué se traduce todo esto?, ¿en qué escenarios se encuentra inmersa una marca gastro para necesitar una identidad verbal?

Aquí (solo) algunas circunstancias diarias donde emergen preguntas que la identidad verbal responde:

  • Quiero publicar en redes sociales: ¿Qué cuento y cómo lo cuento?
  • Quiero que la experiencia de compra que ofrezco sea sorprendente y memorable: ¿Qué mensajes puedo incluir?
  • Necesito enviar emails a clientes, colaboradores y proveedores: ¿Cómo puedo «sonar» igual de profesional en cada caso sin perder mi esencia o parecer un robot?
  • Necesito crear material promocional (folletos, tarjetas, carteles, menús…): ¿Cómo puedo contar todo lo que tengo para contar con un lenguaje que me identifique, se comprenda y resulte interesante?

Llegados a este punto, ¿qué te parece si hacemos un pequeño resumen de todo lo que hemos visto?

 

Diferenciarse y crear experiencias gastro a través de las palabras

La identidad verbal es la expresión verbal de la identidad de una marca.

Tras un trabajo de investigación interna y externa, se plasma sobre un documento práctico que ayuda a mantener la coherencia de las comunicaciones de una marca. Ya sea a la hora de redactar textos para las redes sociales, una web, un menú, etiqueta de vino, folletos promocionales o los emails transaccionales de una tienda online.

La identidad verbal forma parte de la experiencia gastronómica que ofrece una marca gastro. Sirve para hacerla reconocible, memorable y apetecible.

Si te pica la curiosidad, buscas crear la identidad verbal de tu marca o quieres aprender un enfoque gastronómico actualizado que nace de mi experiencia como copy gastro independiente desde 2016, quizás te interese el taller «Crea tu identidad verbal».

 


Y si quieres estar al tanto de ideas y reflexiones alrededor de la creación de marcas gastronómicas y sus relatos, te invito a suscribirte a la Pepaletter. Sale cada domingo por la mañana. Es aquí.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa! Escribo, te acompaño y creo contenidos para que tu experiencia como gastrocreativa o gastrocreativo sea una pizca más auténtica, consciente y divertida.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?