Dirección de arte y fotografía conceptual gastronómica con Fragmento Universo

Te doy la bienvenida a «Creadoras gastronómicas», la serie que explora proyectos contemporáneos que combinan creatividad y gastronomía. Un espacio en el que descubrir los emprendimientos de diversas creadoras que han convertido su pasión en una profesión a medida. En el capítulo de hoy conocemos a Tess, directora de arte y fotógrafa al frente de Fragmento Universo, marca bajo la que ha creado piezas para Ikea, Netflix o Jean Paul Gaultier.

 

 

Fragmento Universo por Tessa Dóniga

 

Esta entrevista se graba el 13 de mayo de 2020. Plena cuarentena.
La conexión wifi no es la deseada,
pero merece la pena escuchar a Tess.

 

 

Quién es Tessa Dóniga

Tess se dedica a la dirección de arte y la fotografía conceptual. Está enfocada a la publicidad, el producto y, en su mayoría, a la gastronomía.

Sus trabajos tienen una impronta bastante artística, le encanta jugar con lo absurdo y pone mucha atención al detalle.

Cómo empezó su proyecto

Rodeada de sabor, recetas  e imaginarios gastro, pronto percibe la inmensa carga estética de la comida. Ante ella se abre un mundo de posibilidades.

La experimentación y la eterna inquietud la llevan hacia el punto en el que se encuentra hoy. ¿La clave? Su búsqueda de un estilo propio desde el principio.

No se trata de quedarte en casa esperando a que alguien te llame para trabajar. Antes tendrás que demostrar al mundo de lo que eres capaz.

Hacer cosas, ensayo y error es la clave. En las carreras nadie te enseña a ser quién eres.

Cómo es su proceso creativo

Tess nos señala la importancia de tener referentes: fijarnos en qué y cómo lo hacen los creativos a los que admiramos. Construir una identidad propia puede empezar de forma sencilla: podemos empezar poruna simple lista de características que tiene tener cada trabajo que presentemos.

Diferenciarse es complicado, así que es imprescindible encontrar esos detalles que marcarán (nunca mejor dicho) un estilo propio. Pero también una serie de «exigencias» con los clientes para mantener cierta libertad creativa.

Cuando esa libertad no existe, la idea es que se equilibre con el presupuesto.

Por otra parte, Tess señala la importancia de la lectura. Los libros de creatividad siempre la han acompañado, así como la reflexión y la experimentación.

Partir de la selección de palabras clave o adjetivos ayuda a crear un mundo alrededor estableciendo conexiones.

Por ejemplo: si vamos a hablar de algo que está sumergido, empezamos pensando en todo lo que implica «estar sumergido». Imaginamos el agua, el mundo submarino, estar metido en una cueva, el nacimiento…¡todo que se nos ocurra!

En una segunda fase, ya tocaría pensar cómo representar esto de forma visual y estética.

Es decir, todas sus fotos siempre tienen un significado, un concepto bien trabajado.

De dónde surgen sus ideas

Partimos de la base de que, cuanto más trabajas, más y mejores ideas tienes. Tess nos cuenta cómo la creatividad se le torna un músculo a entrenar: para mantenerlo en forma hay que hacer cosas.

No juzgarse, no ponerse frenos y dar rienda suelta a las ideas. Esa es la clave.

Puede sonar a cliché, pero la creatividad al fin y al cabo va de hacer conexiones.

Ser mujer en el mundo creativo

En este apartado hablamos sobre cómo es el contexto de las mujeres en el mundo creativo. Tess se plantea si la falta de creativas en grandes cuentas se debe a la inseguridad que a veces experimentamos las mujeres, por la educación que nos han dado o la cultura que nos rodea.

También sale a flote el síndrome del impostor, ¿será que las mujeres lo experimentamos con más fuerza?

Por otra parte, surgen temas como los prejuicios, el ser contratada solo por ser mujer (y hay que cubrir cupos) o la forma de vestir. ¿Debemos vestirnos de forma más alocada para parecer más artistas o excéntricas y ser tomadas en serio? Nos volvemos a mover en el mundo de los prejuicios.

Además, Tess reflexiona sobre lo difícil que es ser mujer en el mundo creativo, la falta de visibilidad y de reconocimiento. Llegamos a las fronteras de lo visual y nos asomamos al mundo de la escritura y el copywriting. Aquí sucede lo mismo. De hecho, recuerdo que para encontrar a las mujeres pioneras del copywriting tuve que mover cielo y tierra.

Ser mujer no es fácil. Quizás, poner experiencias en común sea un primer paso para tomar consciencia de que muchas compartimos vivencias similares.

Un camino para combinar creatividad y gastronomía

A Tess le deleita el mundo del producto: texturas, sabores, detalles… ¡Un desenfreno! Es por eso que, de algún modo, le rondaba la mente esta intersección.

Gestión de mermas: ¿cómo se vive desde la dirección de arte y la fotografía conceptual?

Aunque en algunos casos recurre a otros materiales, el producto que vemos en sus fotos es real. Los efectos los consigue con glicerina, microondas, agua… En estos casos, como el producto se manipula bastante, no es posible reutilizarlo, por eso la planificación es muy importante.

¿Estás empezando a emprender? Aquí un mensaje de Tess para ti

Encuentra tu propio camino, busca tu identidad creativa y artística. Tess nos habla de crear una especie de constitución o guía para definir un estilo propio con el fin de diferenciarte. Hoy hay muchas personas haciendo cosas. Explorar la propia visión y desarrollarla es la clave.

Otra forma de diferenciarse, además de la visión o la identidad, es la especialización: centrarse en un ámbito muy concreto (líquidos, texturas…) ayuda a conseguir trabajo y crear marca.

Inquietudes actuales

En este momento de nuestra conversación surge también la inquietud de Tess por hacer un trabajo con chocolate más allá de los clichés de siempre. El chocolate es un producto fascinante y apetecible que da mucho juego, ¿Imaginas una marca de chocolates interpretada por Fragmento Universo? Aún hay muchos caminos por explorar.

Arte, gastronomía y comunicación

Las imágenes que no comunican no se recuerdan, no llaman la atención. Es algo que vemos mucho en las marcas que buscan contenidos para redes poco trabajado, no les prestan la atención que merecen cuando actualmente tienen más audiencia que la TV.

Tess apuesta por que lo que publiquemos no pase a ser un contenido más. Finalmente, vemos la diferencia entre tener solo presencia y ser memorable (trabajar la marca) para llegar a la conclusión de que la idea es no contribuir al ruido y la contaminación que vivimos en un mundo en el que cada pieza se parece demasiado a la anterior.

Eso sí, en un panorama así, resulta mucho más fácil destacar: comunicar con intención y ejecutar ideas de forma profesional marca la diferencia.

Dónde encontrar a Tess de Fragmento Universo

Web: http://fragmentouniverso.com/

Instagram: https://www.instagram.com/fragmentouniverso/?hl=es

Behance: https://www.behance.net/tessadoniga

Y si te ha gustado este post, te invito a suscribirte a mi newsletter dominical, la Pepaletter, en la que comparto ideas y herramientas para gastrocreativos que quieren crear una marca bien apetecible.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Creo narrativas y textos creativos para negocios y emprendedores gastronómicos que buscan diferenciarse y comunicar con personalidad en todo punto de encuentro entre su público y su marca.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?