3 secretos de copywriting gastronómico para escribir recetas que despiertan los sentidos

¿Sabías que puedes conseguir que tu audiencia sienta sabores, aromas y texturas gracias a las palabras? Quédate, te cuento cómo usar copywriting gastronómico para escribir recetas de toma pan y moja.

 

3 secretos para escribir recetas que despiertan los sentidos de tu audiencia

 

Cómo escribir recetas que despiertan los sentidos con técnicas de copywriting gastronómico

Gourmets de todo el mundo y de todos los momentos históricos nos han hecho saborear cada palabra de sus recetas. Saben cómo ligar imágenes mentales para hacernos soñar, sonreír y salivar con sus historias.

¿Cómo lo hacen? Y sobre todo, ¿cómo podemos conseguir nosotros que nuestra audiencia sienta de lleno las recetas que escribimos?

Ya hablamos de ello en el artículo sobre los 5 consejos para escribir copywriting gastronómico.  Pero hoy vamos a dar un paso más:

Me gustaría compartir contigo 3 recursos de copywriting gastronómico para escribir recetas que despiertan los sentidos:

¡Allá vamos!

1. Desempolva los verbos de acción

Una receta es una narración.

Imagina, tenemos ingredientes que aparentemente no tienen nada que ver y, como por arte de magia, se convierten en algo totalmente distinto. Y todo gracias a los movimientos de una persona que cocina. ¡No me digas que no es una fantasía!

Como ves, ese movimiento es la clave. Sin movimiento, esos aromáticos limones, la nata fresca y la miel de roble jamás se convertirían en un postre veraniego. Una tragedia.

Bien, para dotar tu receta de una buena dosis dramática, tendrás que encontrar los verbos adecuados.

Recuerda: el movimiento es la clave.

¿Necesitas inspiración? Puedes descargar esta checklist repleta de verbos, adjetivos e ideas para escribir un blog de toma pan y moja.

2. Descorcha la sinestesia de forma enérgica

¿Sabías que la sinestesia se puede provocar? Sí, sí, como lo lees. Además de ser un fenómeno neurológico, también es una figura retórica.

Esto quiere decir que puedes conseguir que tu audiencia cree conexiones entre palabras, colores, sabores o aromas que parecen no tener sentido, pero que evocan emociones que los sumerge de lleno en la atmósfera que quieras crear con tu receta.

¿Hacemos una prueba?

Bastará con que recuerdes los salados veranos de la infancia y sus noches eternas de blanco perfume. También los coloridos sonidos de las tormentas de agosto, cuando ya se intuía el sabor de la vuelta a cole.

Espera, tenemos al teléfono a la lógica.

Pregunta si los veranos realmente pueden ser salados, si los aromas de una noche pueden ser blancos o si la vuelta al cole tiene sabor.

Pero no dejemos que nos amargue este momento sinestésico. Sigamos.

3. Sirve una de adjetivos bien fresquitos

Mientras un copy generalista te dirá que huyas de los adjetivos, en copywriting gastronómico sabemos que los adjetivos son nuestros grandes amigos sensoriales. Siempre con mesura, claro. ¡Tampoco es cuestión de empalagar!

Pero, ¿cómo sino íbamos a trasladar el maravilloso mundo de las sensaciones?, ¿cómo sino íbamos a lograr que te imaginaras una fundente tarta de chocolate con cerezas, o una crujiente galleta perfumada con vainilla recién salida del horno?

Pues eso, con nuestros amigos los adjetivos.

Escribiendo recetas con copywriting gastronómico

Para terminar, me gustaría recordar que una de las características del copywriting es entender el contexto en el que se leerán nuestras palabras. En este sentido, el post de hoy te ayudará a escribir recetas que emocionan en:

  • Blogs
  • Guiones de programas culinarios
  • Libros gastronómicos

Sin embargo, el copywriting gastronómico para redactar recetas en apps y redes sociales funciona de forma diferente. Pero eso ya lo veremos en otro post.

Esto es todo por hoy, ahora toca ponerte manos a la obra. Y recuerda:

  • Una receta es una narración: cuéntanos cómo se transforman los ingredientes en un delicioso plato. ¿Cómo? Sirviéndote de verbos de acción.
  • Queremos sentir lo que tú sientes: Inclúyenos en la experiencia con una pizca de sinestesia.
  • Despierta nuestra imaginación: Cuenta qué textura, color o sonido tiene ese plato.

 

Si te ha gustado este post, te invito a suscribirte a mi newsletter dominical, la Pepaletter, en la que comparto ideas y herramientas para gastrónomos contemporáneos que quieren crear una marca bien apetecible gracias al mundo de las palabras.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Ayudo a negocios y emprendedores gastronómicos a encontrar una narrativa propia para construir un proyecto a su medida y comunicarlo de forma apetecible.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?