Arquetipos gastronómicos: La Idealista

Este post forma parte de la serie «Arquetipos gastronómicos». En esta primera entrega, descubriremos el gastroarquetipo de La Idealista, una energía que impregna proyectos gastronómicos con una propuesta sencilla, inocente, renovada y optimista.

Gastroarquetipos_ La idealista

 

La Idealista en 5+1 bocados

Motivación de la La Idealista

Crea un mundo ideal y vive en él: le encanta disfrutar de una mañana desenfadada con tortitas, un desayuno con ingredientes bío, el aroma a café con la promesa de un nuevo día, un restaurante en el que siente que todo está bien…

Le gusta la simplicidad, la tranquilidad y la armonía.

 

La Idealista como gastrocreativa

Animada, positiva y con una gran fe en que todo irá bien, la Idealista apuesta por profesiones gastrocreativas con normas que puede seguir (dietista, nutricionista, interiorista…).

Tiene convicciones morales y ama las paletas de colores claros, pastel, verdes y naturales.

 

La Idealista como audiencia

Le encanta que la hagan sentir capaz.

Su toque nostálgico y soñador la llevan a vivir con la esperanza de volver a «esos tiempos en los que se comía bien» o a llegar a un futuro en el que «al fin comeremos alimentos honestos».

 

La Idealista como comensal

Adora la comida tradicional y sencilla. También los sabores de la infancia y esos platos y productos de comercio justo con ingredientes saludables, sin conservantes ni «tóxicos».

 

La Idealista como restaurante

  • Su carta ofrece propuestas sencillas y desenfadadas. Huye de las complicaciones, los nombres extraños y las preparaciones pretenciosas.
  • El copy es claro y amigable.
  • El entorno se diseña con formas simples, optando por acabados redondeados.

 

Marcas con la energía de La Idealista

Marcas Idealistas

 

La evolución de marca de La Idealista

LLAMADA

La idealista se activa en momentos de excesiva complicación gastronómica o creativa.

PRIMERA ETAPA

La marca se muestra simple, tradicional e idílica.

SEGUNDA ETAPA

La marca ofrece una renovación de lo antiguo, un nuevo marco y mucho positivismo.

TERCERA ETAPA

La marca llega a un momento místico en el que el idealismo ya no viene de fuera, sino de los propios valores.

Conclusiones sobre La Idealista en gastronomía

La energía de La Idealista nos habla de la búsqueda de seguridad, de la creación de un lugar en el que todo está bien. Ese lugar metafórico al principio parece estar fuera, en las normas, en una autoridad, pero finalmente, cuando esta energía se transforma, descubre que la seguridad, los valores y la bondad, siempre proceden del interior.

 

Si quieres descubrir una introducción a mi idea de los Arquetipos Gastronómicos, te invito a suscribirte a la Pepaletter. Podrás descargarte gratis el cuadernillo. Es aquí.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Creo narrativas y textos creativos para negocios y emprendedores gastronómicos que buscan diferenciarse y comunicar con personalidad en todo punto de encuentro entre su público y su marca.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?