Arantza Muñoz, una dietista poco convencional

Te doy la bienvenida a «Creadoras gastronómicas», la serie que explora proyectos contemporáneos que combinan creatividad y gastronomía. Un espacio en el que explorar los emprendimientos de diversas creadoras que han convertido su pasión en una profesión a medida. En el capítulo de hoy conocemos a Arantza, dietista integrativa con la que descubriremos cómo las propias vivencias pueden señalar el norte de nuestro proyecto.

 

Arantza Muñoz y el enfoque salud de todas las tallas

 

Esta entrevista se graba el 10 de junio de 2020. Plena cuarentena.
Este día mi conexión wifi no estaba fina,
Arantza, sí.

 

 

Quién es Arantza Muñoz

Arantza se define como una dietista poco convencional. Tiene un enfoque inclusivo llamado «Salud en todas las tallas» que se ha convertido en todo un movimiento de justicia social liderado por profesionales sanitarios. Aunque va más allá del body positive (incluido también en este enfoque), lo trasciende con un mensaje claro: la salud va más allá del peso. Lo que se busca es apoyar comportamientos de salud positivos para personas de todos los tamaños.

¿Qué significa todo esto?

Básicamente que el peso de la gente le importa, como ella misma dice, 3 pepinos.

Total, que hoy tenemos como invitada a una dietista que:

  • No hace dietas de pérdida de peso
  • Está especializada en alimentación vegetariana y vegana

 

Esta conversación será, como mínimo, interesante.

Así fueron sus inicios

Arantza es de las emprendedoras que han ido descubriendo su propio camino con cada paso. Así, sus propias investigaciones y vivencias la han traído hasta el punto en el que está ahora:

  • Al hacerse vegetariana, se especializó en alimentación vegetariana y vegana.
  • Al pasar por un trastorno alimentario y sanar (importante: con ayuda profesional, no de forma «mágica», como ella señala), se concienció sobre la forma en la que vivimos nuestro cuerpo y las consecuencias que trae.

De este modo, Arantza va descubriendo sus propios valores, que a su vez crean el enfoque que tiene hoy. Después, serían sus propias investigaciones las que la llevarían hacia un movimiento que promueve sus mismos valores.

Leído así parece muy fácil, ¿verdad?, pero lo cierto es que el camino no siempre ha sido de rosas y las dudas también acechaban en cada esquina.

Arantxa nos cuenta cómo hubo un momento en el que pensó que quizás las creencias basadas en su intuición y vivencias propias se alejaban de la ciencia. Luego, aliviada, descubrió que no. Que había todo un movimiento de profesionales de la salud que ya promovían esas conclusiones a las que ella había llegado.

También las reacciones de compañeros le preocupaban. Cuando una abre camino y apuesta por una idea novedosa (al menos en España), cabe la posibilidad de que otros profesionales se te echen encima o nadie te compre la idea.

Finalmente vemos que la intuición de Arantxa no falló y que sus ideas conectan con miles de personas.

¿Definen nuestras vivencias personales nuestro mensaje profesional?

Como te contaba, Arantxa ha encontrado su camino a medida que andaba. Nunca se planteó ser dietista, pasó por pura casualidad.

También considera que su camino no es la única forma de desarrollarse personal y profesionalmente. Es en la diversidad de enfoques donde se encuentra la capacidad de crear herramientas para todo tipo de públicos.

Las palabras en el mundo de la dietética

Cuando tenemos un problema con las palabras es porque de algún modo necesitamos defendernos o protegernos de algunas. Cambiar el sentido o la interpretación que hacemos de las palabras puede cambiarlo todo.

Las palabras lo son absolutamente todo para crear pensamientos, responder emocionalmente, encontrar las respuestas que buscamos.

Por ejemplo, cuando categorizamos algo como «guarrada», ya no vamos a disfrutar igual.

La misión de Arantza es también detectar esas sentencias que hacemos cuando creamos mitos alrededor de ciertas palabras. Y es que afectan directamente a nuestra forma de estar en el mundo.

Abrimos melón: food influencers y recomendaciones en alimentación

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Ante la pregunta de cómo ve ella el efecto que causan los food influencers con sus recomendaciones dietéticas, Arantxa plantea algo muy interesante:

Los food influencers viven en una sociedad en la que su familia, vecinos, compañeros de trabajo, la revista que lee… les inculca unos mensajes a los que ellos simplemente dan voz.

Tampoco hay que despojarlos de toda responsabilidad: tener una gran comunidad requiere también esa gran responsabilidad, pero estas personas no dejan de ser «hijos de su tiempo».

Es cierto que las etiquetas son imprescindibles. Así funciona nuestra mente. Pero quizás, llegados a este punto, sería interesante empezar a separar la etiqueta de la persona o el alimento. Por ejemplo, el problema no es decir que el brócoli es saludable y que una pizza puede serlo menos, sino categorizar que la gente que come brócoli es saludable y los que comen pizza, no.

Dejemos de simplificar. La salud va mucho más allá de qué comemos. Es hora de revisarnos.

Si tendemos a buscar respuestas/aprobación/soluciones fuera, ¿tenemos miedo a la libertad?

Arantxa señala que nos han metido en la cabeza que la seguridad la conseguimos privándonos de libertad. La gente no sabe que tiene la opción de ser libre y tener seguridad. ¡Tenemos un sistema educativo tan dogmático!

Ansiamos libertad, pero no sabemos que tenemos la opción de tener las dos cosas.

A veces nos cuesta pensar que también tenemos que soltar pensamientos, ideas, miedos, cosas materiales… para ser libres.

No es lo mismo ser el rey del mambo que ser libre.

¿Estás empezando a emprender? Arantza tiene un mensaje para ti

Cuando hay una crisis la zona de confort desaparece. Todo es zona de miedo. Después, llega la zona de aprendizaje. Justo cuando llegas ahí, lo que has dejado atrás vuelve a ser zona de confort.

En estas situaciones todo cambia y las oportunidades se disparan.

 

Si estás pensando en cambiar algo y lo haces desde un deseo de nutrir y no desde la exigencia, también nutrirás a muchas personas.

 

Es hora de emprender, de informarse de cómo dar el paso, de buscar formas de empezar el propio camino.

Ahora pueden salir proyectos muy interesantes.

La comunicación en los proyectos gastrocretivos propios, la visión de Arantza:

En su proyecto, la comunicación ha jugado un papel crucial. Siempre le han dicho que su forma de comunicar conecta con la gente y es gracias a esto que ha podido construir comunidades reales.

¿Sigue normas? No.

Se expone cual cual es y cuenta lo que considera oportuno a su manera. Arantza ha desarrollado su propia voz y en su autenticidad conecta con el mundo.

Dónde encontrar a Arantza Muñoz

Web: https://arantzamunoz.com

Sesión informativa: arantzamunoz.as.me/cafevirtual

Instagram: https://www.instagram.com/arantzamunoz.tsd/

 

Y si te ha gustado este post, te invito a suscribirte a mi newsletter dominical, la Pepaletter, en la que comparto ideas y herramientas para gastrocreativos que quieren crear una marca bien apetecible.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Creo narrativas y textos creativos para negocios y emprendedores gastronómicos que buscan diferenciarse y comunicar con personalidad en todo punto de encuentro entre su público y su marca.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?