7 preguntas frecuentes sobre tus arquetipos gastronómicos

Seguimos navegando por el universo de los arquetipos gastronómicos. Durante la última semana he recibido diferentes dudas y todas pueden resumirse en estas 7 preguntas sobre tus arquetipos gastronómicos:

 

 

 

Arquetipos gastronómicos para el contexto actual

La idea de «marca gastronómica» ha cambiado de forma radical en las últimas décadas. No solo han florecido las marcas corporativas, sino también las marcas personales. Hoy, la mayoría están glaseadas con una mezcla de lifestyle, marketing experiencial y branding con propósito.

Así, los arquetipos gastronómicos nos ayudan a detectar y navegar formas relevantes de posicionamiento y diferenciación a pesar de encontrarnos en un contexto cambiante. A continuación respondo las 7 preguntas frecuentes sobre tus arquetipos gastronómicos:

 

7 preguntas frecuentes sobre tus arquetipos gastronómicos

¿Cuántos arquetipos componen mi universo de marca?

Si hablamos de maca personal (chef, creadores de contenidos, food designer…), tu universo de marca está compuesto por 3 arquetipos y todos tienen aspectos racionales y emocionales:

  • Tu arquetipo individual: Habla del camino que estás recorriendo como gastrónoma o como gastrónomo.
  • El arquetipo de tu audiencia: Indica la historia en la que vive sumergida tu audiencia.
  • Tu rol de marca: Muestra el papel que juega tu proyecto para tu audiencia desde tu identidad.

 

¿Cómo puedo saber cuáles son mis arquetipos?

Si trabajas tu marca personal y quieres detectar tus arquetipos, será imprescindible embarcarte en un proceso de autoconocimiento, conocer bien a tu audiencia y entender el contexto gastronómico actual. Nada de esto sucede de la noche a la mañana. Se trata de procesos en los que la clave es «dedicarte a» observar, escuchar, hablar y reflexionar.

 

¿Dónde puedo encontrar más información sobre arquetipos de marca?

Aplicados al contexto gastronómico actual, aquí.

Si lo que buscas es información general sobre arquetipos aplicables al branding, te recomiendo buscar en tu librería más cercana los siguientes libros:

  • «The hero and the outlaw» de Margaret Mark y Carol S.Pearson.
  • «El héroe de las mil caras» de Joseph Campbell
  • «El viaje del escritor» de Christopher Vogler

 

Ya tengo mis arquetipos, ¿ahora qué hago?

Detectar y trabajar tus arquetipos es solo el principio. Después toca desarrollarlos para darles vida a través de tu visión. Después, podrás impregnar toda tu marca y puntos de encuentro (touch points) con este cóctel único que has combinado. Entonces, tus arquetipos te serán útiles para tu:

  • Identidad verbal y tono de voz
  • Copywriting
  • Paleta de colores
  • Tipografía
  • Logo
  • Web
  • Tipo de contenidos
  • etc.

 

¿Puedo cambiar mis arquetipos?

Tus arquetipos, más que cambiar, evolucionan. Pasar por los 3 estadios que tiene cada uno, además de integrar su sombra, requiere tiempo. Por eso, como poder, puedes cambiarlos, pero eso significaría un cambio abrupto en tu proyecto. Por ejemplo:

  • Experimentar una situación vital que te transforme también a nivel creativo.
  • Dirigirte a una audiencia radicalmente distinta.
  • Ofrecer servicios profundamente diferentes.

 

Arquetipos de marca corporativa y marca personal, ¿son lo mismo?

No. A pesar de la tendencia a humanizar las marcas que hemos visto durante los últimos años, existen diferencias básicas entre las marcas personales y las marcas corporativas. Veámoslas:

Marcas personales

Al timón de una marca personal hay (¡sorpresa!) una persona. Su profesión tiene un significativo vínculo con quién es. Por eso, la historia de su marca personal, los servicios y productos que ofrece y el tipo de contenidos que crea son un reflejo de quién es esa persona, cuál es su camino y cómo navega por su propia historia.

La clave de la marca personal es tomar las riendas de la propia historia para vivirla y mostrarla de forma consciente. Esto quiere decir que, la persona que conduce una marca personal:

  • Es dueña del mapa de su marca
  • Sabe dónde está ubicada (piensa en los mapas de los centros comerciales y ese punto rojo de «usted está aquí»)
  • Conoce los caminos que la han llevado hasta ahí y tiende puentes hacia los lugares a los que quiere llegar.

Del mismo modo, decide qué aspectos de su vida personal quiere mostrar y cuáles no.

Todo lo que hacemos (y lo que no) habla de nosotros. Así, trabajar la marca personal es «solo» tomar las riendas de la situación.

Conclusión: la marca personal es inseparable de la historia (arquetipo) de la persona que hay detrás, pero esa persona decide qué comparte de forma pública y qué no.

Marcas corporativas

Al igual que al timón de las marcas personales hay una persona con una idea, al timón de las marcas corporativas hay una idea que será gestionada por personas, grupos de personas o departamentos.

Así, los arquetipos de marcas corporativas están ligados a los significados de sus productos y la categoría de mercado que representa la marca.

El proceso de detectar arquetipos en marcas personales y marcas corporativas es muy distinto.

 

¿Cómo puedo explicarle a mis clientes la importancia de usar arquetipos para construir, desarrollar y comunicar su marca gastronómica?

Según mi experiencia, hay clientes que resuenan con la idea de arquetipos y otros que no.

Durante los últimos años he aprendido que no tiene sentido enredarse en explicaciones irrelevantes para el cliente o al proyecto.

Es decir, si tú trabajas con arquetipos es porque entiendes que aportan beneficios para tus clientes.

Fin de la historia.

Te pongo un ejemplo:

Imagina que vas a un restaurante.

Tú lo que quieres es comer algo rico, que te atiendan bien y pasar un rato entretenido. Pero, de repente, sale el cocinero y te empieza a explicar que él hace la salsa de tu ensalada con mantequilla clarificada porque clarificar la mantequilla es imprescindible en su proceso, que ninguna salsa queda igual si no clarificas la mantequilla porque él lo descubrió y desde entonces todas las salsas que hace…

No me hables de arquetipos, úsalos

 

Bueno, pues lo mismo pasa con los arquetipos.

Lo que yo hago es mencionarlos en caso de que me preguntan sobre mi proceso de trabajo. Si despiertan interés, cuento más. Sino, los uso y listo.

Pienso que siempre se puede encontrar la manera de explicar un proceso de trabajo para que la otra persona lo entienda. Emplear el lenguaje adecuado ya es cosa de cada profesional.

 

Y hasta aquí esta primera ronda de preguntas y respuestas sobre arquetipos gastronómicos.

Como siempre, te recuerdo que cada domingo por la mañana envío la Pepaletter, si te apetece desayunar leyendo un coqueto boletín con ideas y reflexiones gastronómicas, puedes unirte aquí.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa! Escribo, te acompaño y creo contenidos para que tu experiencia como gastrocreativa o gastrocreativo sea una pizca más auténtica, consciente y divertida.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?