5 claves para digitalizar tu carta de forma amable

Digitalizar la carta de un restaurante puede ser todo un reto. Más allá de la tecnología utilizada, ¿qué características debería tener?  Te lo cuento aquí:

 

 

5 claves para digitalizar tu carta sin perder ventas

¿Son tan diferentes las cartas físicas y las cartas digitales?

Códigos QR, aplicaciones personalizadas, puesta a punto de una web propia, documentos para subir a redes sociales…

Más allá de cómo vayas a digitalizar la carta del restaurante existen puntos estratégicos que te recomiendo tener en cuenta para crear una carta amigable, fácil de entender y orientada tanto a la clientela como a la venta.

Pero, ¿son tan diferentes las cartas digitales de las cartas físicas tradicionales?

Aquí 3 diferencias básicas que te ayudarán a entender qué significa digitalizar una carta más allá del modo que elijas:

  • La carta digital está disponible 24/7. Esto quiere decir que la clientela puede consultarla siempre que quiera sin tener que llevarla a casa de forma física. Es por eso que incluir el horario y forma de contacto es una buena idea.

 

  • Ver la carta a través del móvil es algo relativamente nuevo para según qué público: te recomiendo evitar las distracciones (demasiados colores, ilustraciones y mensajes innecesarios) y usar una letra lo suficientemente grande.

 

  • Una incomodidad que están viviendo muchas personas es la imposibilidad de retener (y señalar) los platos que van a pedir en la carta para comunicarlas posteriormente al personal de sala. En las cartas físicas es más fácil recordar dónde están ubicados los platos, pero la forma de interactuar con una carta digital es muy diferente.

 

Las 5 recomendaciones que te traigo hoy te ayudarán a configurar una carta digital más fácil de entender, retener y manejar:

 

5 claves para digitalizar tu carta sin perder ventas

Que sea lo más parecida a tu carta física

Con tanto cambio y «nueva normalidad» tendemos a refugiarnos en lo conocido. Nos aporta tranquilidad, seguridad y permite al cerebro ahorrar energía.

Es por eso que respetar tipografías, colores y el tono empleado en tu carta física, ayuda a potenciar esa tan ansiada sensación de «lo conocido» que todos buscamos estos extraños días.

 

Descargable, mejor

Colarte en la carpeta de fotos de tus clientes no tiene precio. Estas son las ventajas de hacer de tu carta un archivo descargable:

  • No es necesario tener acceso a internet para ver la carta
  • Es posible compartir tu carta como si de una foto se tratara
  • Se acordarán más veces de ti / tendrás más papeletas para estar en su «top of mind»

 

Ojo a la jerarquía tipográfica

Pocas cosas más pesadas a la hora de leer que ver un potaje de letras en el que no se sabe dónde empieza un párrafo, termina un titular y comienza la siguiente sección.

¿La solución?

Jugar con el tamaño, grosor, ubicación, color, estilo y orientación de palabras y párrafos. Esto hace que a lectura sea más fácil y, atención, la elección del plato también.

Y cuanto más fácil de leer y comprender sea una carta, más ayuda a las ventas.

 

Aplica las máximas del UX Writing: Clara, concisa y útil

Si hay algo que distingue a las cartas físicas de las digitales es que en estas últimas no hay cabida para grandes florituras. Así, priman (más que nunca) las 3 máximas de la redacción orientada a la experiencia de usuario:

  • Claridad: Olvida las comparaciones y metáforas aquí. No es momento de poesía. Llama a los ingredientes platos por su nombre y deja claras sus características: ¿es un entrante?, ¿está pensado para compartir?, ¿es un plato único?
  • Concisión: Si hay algo que puedas expresar con menos palabras, hazlo. No marees la perdiz. Las personas quieren elegir qué van a comer, no leer El Quijote.
  • Utilidad: Todo lo que pongas en tu carta debe estar orientado a que las personas puedan tomar la mejor decisión para asegurarse una experiencia gastronómica satisfactoria: platos ubicados en las secciones correspondientes, palabras fáciles de entender y descripciones que no creen falsas expectativas.

 

Descripciones con copywriting gastronómico basado en «procedencia» y «calidad»

Menos es más. Sobre todo en las cartas digitales. Por eso, el copywriting gastronómico que te recomiendo es el de procedencia y calidad: Denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas, categoría extra, halal, kósher, bío, km 0…

Todas estas ideas implican palabras cortas que en poco espacio generan sensaciones positivas y persuasivas.

 

Y tú, ¿has digitalizado ya tu carta? Si necesitas ayuda puedes ponerte en contacto conmigo escribiendo un correo a hola@pepacartini.com.

Además de encargarme personalmente de tus textos, puedo ponerte en contacto con mis colaboradores para poner a punto cualquier aspecto técnico que necesites.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa!Ayudo a negocios y emprendedores gastronómicos a encontrar una narrativa propia para construir un proyecto a su medida y comunicarlo de forma apetecible.

Me encantaría leer un mensaje tuyo

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?