[Megaguía] Qué es el copywriting gastronómico

Descubre la escritura gastronómica que sirve para hacer florecer tus proyectos, ideas y negocios gastronómicos. Tanto si estás al frente de un restaurante, diseñas sus menús, fotografías alimentos, lideras una escuela online o quieres darle candela a tu catering, en este post descubrirás cómo usar las palabras para dar vida a tu marca.

 

 

 

Quizás reconozcas las palabras gastronómicas en revistas, periódicos y libros:

  • Las críticas gastronómicas utilizan las palabras para valorar su experiencia (y, en algunos casos, convertirla en evangelio).
  • Las periodistas gastronómicas utilizan las palabras para transmitirnos historias y vivencias alrededor de la mesa.
  • Algunas escritoras gastronómicas emplean las palabras para crear obras de ficción en las que la comida juega un papel central.

 

Pero existen otros lugares menos visibles en los que las palabras y la gastronomía se encuentran con un propósito especial:

Transformar ideas creativas, imaginarios personales y sueños de la infancia en palabras que despiertan el apetito.

Nos adentramos así en el territorio del copywriting gastronómico.

Y es que, de todos los tipos de escritura gastronómica, el copy gastronómico es la que busca avivar el deseo de vivir experiencias en torno al alimento.

Por eso, me gustaría hacerte un pequeño tour por esta mágica escritura para mostrarte qué se cuece en sus cocinas y qué encontrarás en sus bodegas.

Así que, he preparado un menú degustación para explorar contigo qué es el copywriting gastronómico y cómo puede ayudar a tu proyecto a encontrar un lugar especial en el corazón de tu audiencia y clientes.

Prueba, disfruta y… ¡hablemos de tus impresiones en la sobremesa!

 

Entrante: qué es copywriting

El copywriting es un tipo de escritura en el que las palabras se utilizan con una finalidad persuasiva, estética y comunicativa. Tiene sus orígenes en la retórica, que surge en la Grecia Clásica alrededor del año 485 a.C. Como decimos aquí en Málaga, «tiene más años que andar palante».

La retórica (y el copywriting) son disciplinas que buscan usar el lenguaje para provocar una reacción en el oyente o lector. Para lograrlo, usa diversas técnicas:

  • Componer un discurso estructurado.
  • Combinar argumentos emocionales y racionales.
  • Utilizar las figuras literarias para evocar emociones, capturar y mantener la atención.

 

Es por eso que, para escribir copywriting estudiamos:

  • Cuáles son las estructuras de un discurso y cómo elegir la más adecuada en cada ocasión.
  • Cómo encontrar argumentos emocionales y racionales relevantes.
  • Qué figuras literarias encajan con el mensaje y cómo usarlas.

 

Cuando hablamos de copywriting, entran en juego una técnica y un proceso. Veamos esto:

 

COPYWRITING: LA TÉCNICA

El copywriting trata de trasladar ideas a través de las palabras utilizando la persuasión.

  • A veces, la idea le viene dada al copywriter. Entonces, su trabajo es encontrar las palabras adecuadas para comunicarla cumpliendo unos objetivos.
  • Otras, es el propio copywriter el encargado de encontrar la idea creativa y expresarla luego con palabras.

 

Así, la herramienta del copywriter es la palabra.

Pero volvamos a eso de que el copywriting pretende conseguir una reacción en las personas que leen.

Una reacción que no tiene porqué ser siempre inmediata.

Existe el copywriting de respuesta directa (te sonará de la Teletienda y sus «llame ahora» o de webs de estilo muy estadounidense con mucho «haz clic ya» o «la oferta se acaba»). Este tipo de copywriting activa en el consumidor miedos como la escasez, la exclusión o la pérdida para provocar, tal como su nombre indica, una respuesta inmediata.

¿Vemos un ejemplo en la vida diaria?

 

COPYWRITING DE RESPUESTA DIRECTA: UN EJEMPLO DEL DÍA A DÍA

Imagina que entras en la frutería. El frutero, sin darte los buenos días ni mirarte a la cara, te encasqueta una bolsa llena de plátanos en la mano y te dice que le pagues 1,50.

Según el día que tengas, te reirás en su cara o lo mandarás a freír espárragos.

Algo similar sucede en el entorno digital con ese campo de minas de ventanas emergentes y «ofertas irresistibles» a punto de caducar.

Esto ya es cosa de cada profesional, pero a mí me gusta recordar que tratamos con personas. De poco sirve saber de memoria decenas de fórmulas para crear titulares magnéticos si esos titulares no se acompañan de sentido común.

Fíjate: si el frutero del ejemplo te hubiera dado los buenos días, te hubiera asesorado para que encontraras la fruta que más te gusta y al final te hubiese encasquetado esa bolsa repleta de plátanos (porque ya sabe que te gustan mucho) diciéndote que, por ser tú, te los deja a 1,50, la cosa cambiaría por completo.

Ni producto ni el precio han cambiado. Seguimos hablando de la misma bolsa de plátanos.

Pero la situación es radicalmente diferente.

Esto me lleva a que, además del copywriting de respuesta directa,  también existe otro tipo de copywriting. Me gusta llamarlo copywriting cultural. Es aquel que busca influir en las creencias y comportamientos de las personas y suele activar sentimientos como la pertenencia, la valentía, la exploración, la liberación o la creatividad. Es el copywriting de los arquetipos. Es el copywriting orientado a crear marca, a promover un mensaje o luchar por un propósito dentro de un proyecto comercial.

 

COPYWRITING CULTURAL O DE ARQUETIPOS: 2 EJEMPLOS QUE CONOCES

¿Sabes esas frases que siempre acompañan al nombre de una marca? Los copywriter las llamamos «taglines». Reflejan la personalidad y el posicionamiento de una marca en unas 3 o 5 palabras. No buscan una respuesta directa, sino evocarte una emoción o grabar a fuego una idea en tu mente. Vamos, que te quedes con la copla de la marca. Seguro que conoces estas dos:

A partir de estas palabras, de estas ideas, crean anuncios, posts, descripciones de producto…

La intención no es que escuches o leas estas palabras y compres de forma inmediata. La intención es crear una cultura alrededor de la marca. Paso a paso. Sorbo a sorbo. Palabra a palabra.

Volveremos a esta idea más adelante, pero veamos antes otro aspecto del copywriting:

 

COPYWRITING: EL PROCESO

Para escribir copywriting necesitamos llevar a cabo un proceso de diseño de mensajes.

Durante este proceso se toman decisiones estratégicas basadas en:

  • Qué vamos a contar
  • A quién se lo vamos a contar
  • Qué se ha contado ya sobre este tema
  • Quién lo ha contado
  • Dónde lo ha contado
  • Cuándo lo ha contado
  • Dónde se leerá nuestro texto
  • Cuándo se leerá nuestro texto
  • Qué reacción queremos provocar
  • Qué estructura tendrá nuestro texto

 

Y estas decisiones se toman en 3 etapas:

  1. Antes de escribir toca investigar, organizar la información de la que disponemos y buscar una idea creativa.
  2. Escribir va más allá de teclear. Implica también estructurar el texto, elegir las palabras adecuadas, editar…
  3. Después de escribir, toca revisar si el texto cumple la función para la que se diseñó. Es decir, toca asegurarse de que el texto funciona junto al diseño.

 

Otra idea con la que me gustaría que te quedases es que el mensaje no siempre empieza y acaba en el mismo texto: puede estar compuesto por diferentes textos que la audiencia lee en distintos momentos.

Ya, suena un poco lioso. Te pongo un ejemplo:

¿Te has suscrito alguna vez a una newsletter? De ser así, es probable que a partir de ese momento te hayan empezado a llegar distintos correos en un intervalo de pocos días. Al cabo de varios mails, te han ofrecido comprar algo: un producto, una sesión de consultoría o un servicio.

El mensaje va desde el texto que encontraste en el formulario de suscripción a la newsletter, hasta las palabras de agradecimiento tras la compra.

En copywriting llamamos a esta estructura «fórmulas». Sirven para ordenar las ideas que vamos a contar de la forma clara, evocadora y persuasiva.

La más famosa de estas fórmulas es AIDA (Atracción + Interés + Deseo + Acción).

 

AIDA EN COPYWRITING GASTRONÓMICO:

Si seguimos con el ejemplo de la newsletter, quedaría así:

  • Atracción: Lees en la web de una dietista llamada Carolina que, si te suscribes a su newsletter, podrás descargar un ebook con recetas saludables para el invierno.
  • Interés: Descargas el ebook. Leyéndolo te das cuenta de que te encanta cómo se explica esta dietista. Su recetas son fabulosas y su forma de contarlas junto a los tips que da te solucionan el menú de la próxima semana.
  • Deseo: Te siguen llegando mails con trucos para sacarle más partido a las recetas del ebook. Te das cuenta de que esta dietista podría ayudarte a mejorar tu alimentación.
  • Acción: En su último mail te ofrece la posibilidad de trabajar con ella a través de un programa de sesiones individuales. A ti, a estas alturas, ya solo te viene una respuesta a la mente: «¡Sí, quiero!».

 

Lo que acabas de ver es copywriting gastronómico: el uso de la escritura gastronómica con fines comerciales.

¡Explorémosla un poquito más a fondo!

 

Qué es el copywriting gastronómico

«Copywriting gastronómico» está formado por dos ideas:

  • Copywriting o escritura persuasiva aplicada a un contexto comercial.
  • Gastronomía o la cultura que creamos alrededor de la comida.

Por eso, me gusta decir que el copywriting gastronómico es el lugar en el que se encuentran la escritura persuasiva y la cultura que creamos alrededor de la comida.

Si tuviera que definirlo en una frase, sería esta:

El copy gastronómico es la escritura gastronómica orientada a hacer florecer negocios, ideas y marcas gastronómicas.

El desarrollo del copywriting gastronómico va de la mano del desarrollo de nuestra relación con la comida. Por eso, una de las claves del copy gastronómico es entender qué comemos, por qué, cómo, dónde, cuándo, por qué…

Por eso me parece relevante diferenciar entre:

  • Copywriting gastronómico tradicional
  • Copywriting gastronómico contemporáneo

En este post solo voy a sobrevolar estas dos ideas para que puedas hacerte una idea. Profundizo en ellas en mi libro, donde explico también los subapartados que componen cada una.

Pero antes de sumergirnos en estas 2 ideas, un pequeño apunte:

El copywriting gastronómico solo tiene sentido en zonas en las que:

  • Se produjeron los movimientos del campo a la ciudad: La vida se aceleró y los hogares empezaron a llenarse de objetos y nuevas necesidades gastronómicas (microondas, frigoríficos, batidoras…).
  • La mujer se incorporó al mercado laboral: Comenzó a cambiar el concepto de familia y hogar. Además de sabrosa, la comida tenía que ser fácil y rápida de preparar.
  • Surgió una «gran clase media»: Muchas personas tenían dinero para gastar. Irrumpen en los hogares objetos para todo tipo de fines: desocorazonadores de manzanas, «Moja y picas», cucharas de helado, bandejas para hacer cubitos de hielo…
  • Caló la llegada de los supermercados: Con ellos, un sinfín de marcas y variedad de productos que competían por llegar a casa de los consumidores.

 

Fíjate que, en este nuevo contexto que se dibuja, el copywriting gastronómico comienza a tener cada vez más sentido.

La alimentación y la cultura que creamos alrededor de ella deja de ser realmente necesaria para comenzar a ser extraordinariamente significativa.

Copywriting gastronómico tradicional con ejemplos

Corresponde a una etapa alrededor de los 50 hasta mediados de los 60. Comer era un acto doméstico y social con un marcado carácter ritual. Lo que importa es dónde, con quién y cuándo. A medida que se avanza hacia los 60, comienza a tener más presencia el porqué o para qué comemos.

Te pongo un ejemplo: Imagina la típica escena de una comida de los años 50. Se come en un entorno familiar a la hora en la que todos están en casa. Se pone la mesa, quizás se bendice y existen unas reglas no escritas claras sobre cómo comportarse cuando hay comida delante: no hablar de política, no interrumpir a los mayores, servir primero a los invitados, empezar por los entrantes y terminar por el postre, sacar la vajilla buena cuando vienen personas estimadas…

Respecto al sabor, lo que se valoraba era la calidad de los alimentos y el sabor en sí.

En el hogar, estaban activos arquetipos como La cuidadora y La amante.

Fuera del hogar se buscaba remarcar o evocar un determinado estatus.  También acentuar la masculinidad o la feminidad de la forma en la que se entendían por entonces.

En este contexto, funcionaban muy bien arquetipos como La guerrera y La rebelde  (para ellos) y La amante para ellas.

A continuación te dejo algunos ejemplos de copywriting gastronómico de esta época:

 

Ejemplos de copy gastronómico tradicional

 

 

Copywriting gastronómico contemporáneo con ejemplos

Desde mediados de los años 60, comer se convierte en un acto individual con un marcado carácter identitario. Lo que importa es para qué comemos y en quiénes nos convertimos cuando comemos.

El acceso a la comida se ha generalizado. Comer es fácil, barato y rápido. Hay mucha comida y siempre está disponible.

Así, ya no comemos cuando todos están en casa, sino cuando nuestra ajetreada vida nos lo permite. El lugar del hogar al que llamamos «cocina» pierde relevancia. También la mesa alrededor de la que nos sentábamos hasta hace poco. Comemos en cualquier habitación. Comemos sentados o de pié. Comemos ante la pantalla.

Los rituales familiares o comunitarios dan paso a los rituales individualizados:

  • «Como para adelgazar»
  • «Creo mi propio plato».
  • «Publico mi comida en Instagram antes de comer».
  • «Escucho un podcast mientras como».
  • «Elijo qué comer según mi perfil nutricional a través de una App».

 

Todo gira alrededor de la libertad, la creatividad y el conocimiento. Se activan arquetipos como La exploradora, La creadora y La sabia, mientras que La amante y La cuidadora pasan de dirigir su amor y cuidados a la familia, a dirigirlos hacia ellas mismas.

Este es el camino que iniciamos a mediados de los 60. Así son las cosas en el entorno digital del 2.0.

Remarcar o evocar un determinado estatus ya no solo sucede fuera del hogar o más allá de los muros de la intimidad. Ahora estos límites se desdibujan y el estatus se evoca con cada foto que subimos a redes sociales demostrando qué restaurantes, frutas, vinos o cafés nos podemos permitir.

A la par, surge el fenómeno de las personas con emprendimientos gastronómicos que no solo están relacionados con la hostelería. Hablo de las creadoras y creadores gastronómicos, personas que convierten su pasión en su profesión y se convierten en medios de comunicación a través de las redes sociales:

  • Bloggers, instagrammers, tiktokers
  • Profesionales del sector creativo con especialización en gastronomía: fotógrafas, food designers, redactoras, copywriters, directoras creativas…
  • Profesionales de la gastronomía que crean su propio proyecto: escuelas de cocina, chefs a domicilio, catering creativo, obradores de chocolate, pan…, queserías, destilerías, tiendas de vino…
  • Empresas alimentarias que diseñan productos aspiracionales: bebidas vegetales dentro del movimiento plant based,

 

A continuación te dejo algunos ejemplos de copywriting gastronómico de esta época:

 

Copy gastronómico contemporáneo con ejemplos

 

Cómo saber si el copy gastronómico puede ayudarte en tu proyecto

El copywriting gastronómico es útil si con tu proyecto gastronómico deseas:

  • Diferenciarte.
  • Conectar con tu cliente ideal, inspirarlo, motivarlo y demostrarle que puedes aportarle valor.
  • Dotar de significado tus productos o servicios.
  • Que te recuerden y elijan.
  • Atraer a personas interesadas en el valor que aportas, no en el precio.

 

Estrategia, first

Un pequeño inciso. Quizás has leído que si aplicas el copywriting a tus textos vas a vender más. Me gustaría matizar esta idea.

El copywriting es la punta del iceberg. Si debajo no hay nada, tu copy se hunde y desaparece como un terrón de azúcar en una taza de té caliente.

El copywriting sin branding y sin estrategia es pan para hoy y hambre para mañana.

Por eso, siempre recomiendo a las personas que se forman conmigo o que contratan mis servicios empezar por definir su marca antes de pensar en copywriting.

 

Entonces, ¿a qué negocios puede ayudar el copywriting gastronómico?:

  • Restaurantes y cafeterías
  • Bodegas
  • Ecomerce de alimentación y bebidas
  • Tiendas físicas de alimentación y bebidas
  • Marcas agroalimentarias
  • Emprendedores gastronómicos
    • Escuelas de cocina
    • Coaches y asesores gastronómicos
    • Bloggers de cocina
    • Empresas de delivery
    • Fotógrafos gastronómicos
    • Diseñadores especializados en gastronomía
  • Agencias de comunicación gastronómica
  • Tiendas de utensilios de cocina
  • Editoriales gastronómicas
  • Cualquier marca relacionada con la comida que tiene o quiere tener presencia en internet.

 

Como ves, si estás pensando en dedicarte al copywriting gastronómico, tienes mucho nicho donde elegir.

Pero sigamos con el menú:

 

Segundo plato: dónde se usa el copywriting gastronómico

Ya hemos visto que hoy por hoy no compramos productos y servicios, sino lo que nos aportan o en lo que pensamos que somos al consumirlos.

Por eso, el copywriting gastronómico se puede aplicar a todos los lugares en los que el consumidor interactúa con la marca.

Para simplificarlo, he dividido esos lugares en:

  • Lugares digitales: aquí normalmente aplicamos el copywriting web, aunque también podemos aplicar copywriting creativo.
  • Lugares físicos: aquí siempre aplicamos el copywriting creativo.

 

COPYWRITING GASTRONÓMICO WEB

El copywriting gastronómico web se aplica al entorno digital.

Tiene la particularidad de que:

  • Se lee en pantalla. Y ya sabemos que no leemos igual en pantalla que en papel, de ahí el UX writing o redacción para la experiencia de usuario.
  • No solo tiene que atrapar la atención de un público objetivo, sino también la de un algoritmo, de ahí el SEO copywriting, orientado a posicionar contenidos mediante palabras clave.

Dicho esto, no todas las webs necesitan SEO copywriting, pero todas necesitan UX writing.

El SEO copywriting es parte de una estrategia: que nuestro target nos encuentre en la inmensidad de la web. Es útil para algunas marcas agroalimentarias o para restaurantes con una propuesta muy concreta. En general, es útil para las estrategias de contenido, aunque, insisto, no siempre es necesario. Todo depende de dónde y cómo nos vaya a buscar nuestro potencial cliente.

Sin embargo, el UX writing o copywriting dirigido a la experiencia de usuario siempre es necesario en el ámbito del copywriting gastronómico, porque la gastronomía es una experiencia y eso sí o sí debe percibirse en la web.

Para que nos entendamos, el copywriting y el UX Writing juegan el papel de host.

Puedes aplicar el copywriting web a:

Todas las secciones de una página web

  • Home
  • Sobre Nosotros
  • Contacto
  • Servicios
  • Carta
  • Descripciones de productos

Recetas

La estructura de las recetas en blogs y redes ha cambiado desde que aparecieron los primeros food blogs. Cada vez van más al grano y presentan la información de forma más compacta. Aunque las bases de la redacción de recetas con técnicas de copy gastronómico no han cambiado, sí lo ha hecho el orden en el que se presenta la información:

  • Empezar por los beneficios desde el titular: «Receta fácil», «Receta con solo 3 ingredientes», «Receta lista en 30 minutos».
  • Dar la opción de ir directamente a los ingredientes sin leer la introducción.
  • Terminar con una llamada a la acción clara: «Suscríbete al canal de Youtube», «Descarga el ebook de recetas invernales»…

 

Newsletters

Muy útiles para mantener un contacto más cercano con nuestros lectores. En las newsletters, el copywriting gastronómico web puede ser más directo o cultural según el objetivo de la newsletter.

 

Email marketing

En las campañas de email marketing la cosa se pone calentita, empezamos a hablar de venta directa. Aquí se emplea un copywriting gastronómico orientado exclusivamente a vender, pero sin olvidar el tono de voz de la marca y qué tipo de productos estamos vendiendo.

 

Cartas de venta

Las cartas de venta digitales se usan sobre todo para marcas que ofrecen cursos online, marcas  agroalimentarias y tienda online. Sirven para vender un producto o servicio a través del copy gastronómico de venta directa.

 

Redes sociales y Social Ads

Un ámbito genial para trasladar toda la sabrosura, experiencia e historia de la marca con mensajes que construyen imágenes mentales. Para nuestro cerebro es lo mismo imaginar que vivir una experiencia real. Por eso, si lo que imagina le mola, igual quiere repetir, y esta vez en la realidad.

Aunque el copywriting siempre se apoya en fotografías y piezas de diseño gráfico, en el caso del copywriting gastronómico este apoyo es aún más importante. Y es que eso de «comemos por los ojos» es una verdad del tamaño de una pizza familiar.

Si a la suculenta imagen (o vídeo)  además le acompaña un texto evocador, crearemos toda una experiencia gastronómica a través de la pantalla.

Aquí el SEO también es importante. Sobre todo en redes como Pinterest o Instagram, donde las palabras clave que utilizamos en las descripciones de las imágenes sirven al algoritmo para posicionar nuestro contenido.

 

Google Ads

¡Ojo con las llamadas «power words»!  Algunas están ya más quemadas que el palo de un churrero y no surten ningún efecto. Me refiero a palabras como «único» o «irresistible»: te recomiendo pensártelo dos veces antes de usarlas en Google Ads. El arte aquí está en encontrar las palabras precisas para transmitir lo que el público necesita leer para avanzar hacia la compra de lo que ofreces.

 

COPYWRITING GASTRONÓMICO FÍSICO

Se trata de un copywriting que normalmente se ve en soportes físicos. Básicamente se diferencia del copy web en que el SEO aquí es irrelevante.

Se usa en:

Menús de restaurantes y cafeterías

  • Para estructurar la carta.
  • Poner nombre a secciones y platos (naming).
  • Describir platos y bebidas.

 

Carta de vinos

¡Con todos ustedes, las grandes olvidadas en el copywriting gastronómico!

La mayoría de restaurantes y vinotecas siguen empeñadas en hablar solo de tipos de fermentaciones, tiempos de crianza o la altura a la que se sitúan las viñas (por no mencionar las que se quedan solo en el tipo de uva, Denominación de Origen y añada).

Son temas muy interesantes para las personas que hemos estudiado el muno del vino, pero para el comensal suele ser más útil y emocionante:

  • Con qué plato marida cada vino.
  • Qué aromas pueden encontrar en la copa.
  • Alguna peculiaridad de la bodega.

Y no solo para el comensal. También para el negocio.

¡En el mundo del vino aún hay mucho que hacer! ¿Quieres ponerte manos a la obra? Echa un vistazo a esta Megaguía sobre cómo aplicar el copywriting al mundo del vino

 

Packaging de productos alimentarios

Otro mundo por descubrir: la ocasión perfecta para diferenciarse y ganarse un huequito en el corazón de los consumidores.

El packaging es un espacio ideal para dejar un mensaje diseñado con técnicas de copywriting gastronómico que convierta el producto en una experiencia especial.

No me refiero solo de «bajo en grasa», «sin gluten» o «hecho con masa madre», sino de «te recordará al aroma de las nueces y los higos de La Toscana» (mensaje real visto en otro paquete de queso en Berlín).

 

Folletos y Catálogos

Aquí el copywriting gastronómico te ayudará a estructurar el mensaje de forma más persuasiva y clara. También para crear titulares más golosos y descripciones más memorables.

 

Postre: efectos del copywriting gastronómico

Cuando el copywriting gastronómico está enmarcado en una estrategia y se ha trabajado bien la marca, sus efectos no se hacen esperar:

  • Atrae a personas interesadas en tu oferta.
  • Provoca el ansiado boca-oreja: ¡Todos estamos deseando compartir historias! Danos una buena y la contaremos al mundo.
  • Posibilidad de subir precios: cuando se percibe el valor de una marca, estamos dispuestos a pagar más por sus productos o servicios y el copywriting va justo de eso: de comunicar significados para crear percepciones.
  • Conexión más profunda y difícil de romper con los clientes.
  • Creación de una ventaja competitiva.

 

CÓMO SABER SI TU EMPRESA NECESITA UN TOQUE DE COPYWRITING GASTRONÓMICO

Seas un freelance creativo especializado en gastronomía, el propietario de un restaurante o parte del equipo de marketing de un producto agroalimentario, invertir en copywriting gastronómico siempre es una buena idea, PERO ten claro en qué etapa estás:

 

  • Si tu marca aún no está trabajada, empieza creando las bases: un copywriter gastronómico con conocimientos de branding puede ayudarte (Momento autobombo: pregúntame por mis sesiones estratégicas).
  • Si ya tienes claro quién eres como marca, qué haces y por qué eres diferente, es el momento de priorizar por dónde empezar.  Si tienes un lugar físico en el que interactúas con tus clientes, siempre te recomendaré empezar por ahí. Y si ya tienes presencia en internet o quieres tenerla, por tu web. Los anuncios, lead magnets y redes sociales son el tejado de la casa y, por lo tanto, los últimos en trabajarse.

 

Chupitos: qué hace un copywriter gastronómico

Como ya habrás visto, la gastronomía es un territorio muy amplio. Por eso, los copywriters que se están especializando en gastronomía eligen un micronicho como el vino, los quesos, aceites, restaurantes…

Mi micronicho dentro de la gastronomía es el branding o narrativa de marca. Es mi forma de entender y trabajar el copywriting gastronómico porque es como he visto los mejores resultados.

Primero, trabajo la marca de forma estratégica y después empieza el trabajo de copywriting gastronómico en sí, de modo que, con mis clientes:

  • Trabajo el concepto de su marca.
  • Creo estrategias de lanzamiento y comunicación.
  • Escribo textos copywriting gastronómico para diferentes formatos.
  • Colaboro con profesionales expertos en otras disciplinas para ofrecer un servicio más completo.

 

Por cierto, si te gustaría dedicarte a este bonito oficio, aquí tienes una Megaguía sobre cómo especializarte en copywriting gastronómico.

 

QUÉ ESPERAR DE UN COPYWRITER GASTRONÓMICO

Como te decía al principio, cada copywriter tiene su forma de trabajar. Es importante que tengas claro qué te ofrece un copywriter y qué no te ofrece. Por eso, ante la duda, siempre pregunta. Aquí van 5 preguntas de ejemplo que pueden ayudarte:

  • ¿El post incluye imágenes?
  • ¿Las imágenes incluyen metadescripciones?
  • ¿Cuántas revisiones incluye este precio?
  • ¿Con qué otros profesionales debería contar para implementar tus textos?
  • ¿Me puedes recomendar a una programadora, diseñadora, Community manager… de confianza?

 

QUÉ NO HACE UN COPYWRITER GASTRONÓMICO

El contexto en el que trabajamos es nuevo, por eso cada profesional tiene conocimientos y formas de trabajar distintas. En mi caso:

  • Trabajo el concepto de la marca, no ejecuto la parte visual, esto lo hacen los diseñadores.
  • Creo estrategias de lanzamiento y comunicación, no las implemento (esta parte la hacen otros profesionales o mis propios clientes).
  • Escribo textos copywriting, no diseño webs.

 

Pero lo más importante es que tengas claro que un copywriter gastronómico no convierte tu producto o servicio en algo que no es: el producto debe ser bueno y, en última instancia, el copywriting «solo» sirve para comunicarlo y venderlo.

Toni Segarra decía en una entrevista que la publicidad sirve para hacer limpieza en el mercado, ya que acelera la desaparición de los malos productos.

Invertir en publicidad cuando el producto no es bueno es un suicidio. Es preferible invertir en mejorar el producto.

 

Sobremesa: Conclusiones de una copy gastronómica tras 5 años en el mercado

El copywriting gastronómico se desarrolla a la par que el estilo de vida. Navegar con una marca el cambiante mar que es nuestra sociedad nos lleva a tener que preguntarnos constantemente qué papel juega nuestra marca en la vida de las personas.

  • El turrón ha pasado de ser un producto estacional con significado festivo a ser un ingrediente creativo y experiencial de postres y masas dulces.
  • El chocolate ya no es solo para la infancia, ahora hablamos de «placer adulto», de merecimiento y momentos de relax.
  • Ya hay familias en las que, si quieren comer un plato de cuchara, lo buscan fuera de su propia cocina.
  • Preferimos buscar una receta en Instagram que preguntarle a la vecina.
  • Si queremos sentirnos seguros, horneamos bizcochos en vez de llenar la despensa de comida enlatada.

Observar a vista de águila cómo se desarrolla la gastronomía es útil para no caer en pensamientos de tipo «todos comen como yo».

El internet del 2.0 ha traído diversas «tribus gastronómicas» que comen por diferentes motivos. Dónde viven esas personas o cuáles son sus ingresos medios ya no es tan relevante. Lo que importa es en qué creen, quiénes quieren ser y con quién se relacionan.

Así que, tras contarte con cubiertos y señales qué papel juega el copywriting gastronómico en todo este entramado, te resumo los 5 aspectos más importantes:

  1. El copy gastronómico es la escritura gastronómica que sirve para hacer florecer negocios, ideas y marcas gastronómicas.
  2. Puedes aplicarlo a cualquier parte de tu proyecto o negocio que necesite palabras para transmitir tu oferta de forma clara y golosa. También para crear conexiones significativas con tu audiencia y clientes.
  3. El copywriting gastronómico se apoya sobre la narrativa de marca o brand storytelling. Los arquetipos gastronómicos te ayudan a crearla y desarrollarla.
  4. Si usas copywriting gastronómico, te seguirá dando frutos por mucho tiempo. Es un host que nunca duerme.
  5. Para crear copywriting gastronómico es útil pensar en la relación que tiene nuestro target con la comida y qué papel juega nuestra marca en esa relación.

 

Espero que te haya inspirado este post. Tras de 4786 palabras, te paso el micro a ti:

¿Has aplicado o te gustaría aplicar copywriting gastronómico a tu propio proyecto o al de un cliente?

¡Te espero en los comentarios!

Y si te ha gustado este post, te invito a suscribirte a mi newsletter dominical, la Pepaletter, en la que comparto ideas y herramientas para creativos gastronómicos que quieren crear una marca contemporánea bien apetecible.

Pepa Cartini
hola@pepacartini.com

¡Hola, soy Pepa! Escribo, te acompaño y creo contenidos para que tu experiencia como gastrocreativa o gastrocreativo sea una pizca más auténtica, consciente y divertida.

4 Comentarios
  • marga
    Posted at 17:24h, 10 octubre Responder

    Un gran post. Me ha ayudado mucho. Honestidad en estado puro.

    • Pepa Cartini
      Posted at 19:33h, 10 octubre Responder

      ¡Hola Marga!
      ¡Muchas gracias, me alegro! 🙂

  • Berenice
    Posted at 02:48h, 11 octubre Responder

    Me aclaraste muchas cosas y me parece que es una labor muy bonita hacer Copywrinting gastronómico. Eso de transmitir con palabras las experiencias, ser persuasivo, honesto y enamorar. Me encanto. Definitivamente me inspiraste a aprender mucho más de este arte.
    Muchas Gracias Pepa hermosa !

    • Pepa Cartini
      Posted at 12:42h, 11 octubre Responder

      ¡Hola Berenice!
      Muchas gracias, la verdad es que es un mundo apasionante, ¡siempre una nueva aventura!
      Nos vemos pronto 🙂

Escribir un comentario

Invito a una ronda de ideas cada domingo.
¿Te apuntas?