En qué se parecen la cocina de mercado y el copywriting
3 junio, 2018

Por qué deberías irte a un coworking lo antes posible

Por qué deberías irte a un Coworking lo antes posible
 

En este artículo descubrirás los beneficios de trabajar en un espacio inspirador rodeado de creativos como tú.



Trabajar en pijama es fabuloso. Lo sé.

Hacer reuniones por Skype en americana y bragas también.

Pero permíteme que me ponga por un momento el "sombrero de gurú" y te diga que los beneficios de trabajar desde un coworking superan con creces la sensación de "hago lo que me da la gana porque esta es mi casa".



Seguramente, entre tus motivos para seguir trabajando desde el sofá se encuentren los siguientes clásicos:

- Falta de estabilidad en tus ingresos.
- Comodidad.
- Miedo a no poder concentrate o ser menos productivo.

Desde mi punto de vista, el primero es el único que tiene sentido, los demás, como diría mi padre, son "comida para los pollos".

Éste es mi tercer mes trabajando desde un coworking y he de decir que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado desde que me lancé a trabajar como copywriter freelance.

¿PERO, POR QUÉ SALIR DE CASA SI PUEDES TRABAJAR DESDE EL SOFÁ?


Quizás hayas pasado años despertándote con el desagradable sonido del despertador. Después te arreglabas a toda castaña, cogías el transporte público (o te metías en un atasco con tu propio coche) y trabajabas desde el mismo sitio día tras día, semana tras semana, mes tras mes.

Un día, por fin llega el momento de dejarlo y dedicarte al teletrabajo.

Tú decides tu horario, tú decides la vestimenta, tú decides si peinarte o no. Demasiado goloso para dejarlo, está claro.

La situación se vuelve tan gratificante que ya es casi como una droga.

"¿Salir de casa? ¿¡Tú estás loco!?"

Poco a poco, sin que te des cuenta, el ánimo empieza a decaer. Las ganas también. Te cuesta concentrarte.

La cuestión es que cuanto menos sales, menos ganas de salir tienes.

Pero lo peor es que tus ideas empiezan a ser una mierda.

Y es que uno no puede crear para el mundo estando contínuamente apartado de él y relacionándose prácticamente solo con otros emprendedores en pijama a través de las redes sociales.



SI LO DICE LEO, VA A MISA

Leo Burnet, uno de los grandes publicistas estadounidenses del siglo pasado, redactó, entre otras muchas piezas, una especie de "Mandamientos del publicitario".

El tercero dice así: No anunciarás para ti mismo.

Y es que la función de toda pieza de diseño o copy es servir a los demás.

Una pieza que solo sirve a su creador es, en cierto modo, vacía e inútil.

Cuando pasamos demasiado tiempo apartados del mundo, perdemos la perspectiva y empezamos a crear piezas (posiblemente muy chulas) pero que poca gente entiende.
Nuestra misión es escribir o diseñar para la gente. No para nuestro ego.


7 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS IRTE A UN COWORKING YA


  • Mantener una rutina oxigena tus ideas y te hace más creativo.
  • Vestirte con ropa de calle y arreglarte mejora tu autoimágen y esto se nota hasta a la hora de tratar con tus clientes.
  • Solucionar dudas y preguntar las tuyas a otros profesionales creativos te hace tener una visión más amplia.
  • Escuchar conversaciones triviales de personas en el autobús, cafetería o semáforo descongestiona la mente.
  • Conocer a nuevas personas con sus sueños e inquietudes y darte a conocer mejora el humor y eso se nota en tu trabajo.
  • Trabajar desde un coworking es más divertido que hacerlo desde casa.
  • El trayecto de ida y vuelta ya supone un poco de movimiento y moverse es fundamental para tener buenas ideas.


Ahora cuéntame tú, ¿Cuál es tu experiencia trabajando desde casa o desde un coworking?

Te espero en los comentarios.

Y recuerda, las ideas están para compartirlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *