Las 5 claves para saber cómo escribir en tu blog - PEPA CARTINI
Conecta con tus clientes y aumenta tus ventas gracias al copywriting gastronómico.
copywriting, redacción de contenidos, storytelling, copywriting gastronómico.
23254
post-template-default,single,single-post,postid-23254,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Las 5 claves para saber cómo escribir en tu blog: cómo encontrar tu tono de voz.

Las 5 claves para saber cómo escribir en tu blog

Si estás aquí es porque seguramente te encuentres en alguna de esas dos situaciones:

 

  • Por fin has decidido lanzarte con un blog. Lo ves claro. Vas a hacerlo. Pero llega el momento y te asalta LA DUDA: ¿Escribir en tono divertido o serio?, ¿usar o no emoticonos?, ¿hablarle a una sola persona o a la comunidad?, ¿tratar de tú o de usted?…

 

  • Ya tienes blog y te estás preguntando si lo estás enfocando de la forma correcta: ¿Suenas lo bastante profesional?, ¿tus textos son demasiado emocionales?, ¿abusas de tecnicismos?…

 

Todos nos hemos hecho estas preguntas en algún momento y la respuesta es más sencilla de lo que parece. Una vez más, solo hay que hacerse las preguntas adecuadas.

 

cómo dirigirte a tus clientes en un blog

 

 

QUIÉNES SON TUS CLIENTES

Empezamos por lo más básico: ¿quiénes son las personas que consumen tus productos o servicios?

 

Conocer al dedillo a tus comensales o clientes te ayudará a “conectar con ellos”:  hacer que se sientan cómodos, seguros, comprendidos y especiales.

 

¿Verdad que no le hablas igual a ese ejecutivo con prisa que a esa madre preocupada por las intolerancias alimentarias de su hijo?

 

Tener claro a quién nos dirigimos, nos permite cubrir sus necesidades.

 

Para crear el perfil de tu cliente ideal hay varias técnicas. Hoy por hoy, la más utilizada es la de los buyer persona, desbancando la técnica del “target” que obviaba los objetivos, intereses y motivaciones de las personas, aspectos sin los que hoy sería impensable entender a nuestros clientes.

 

Encontrar aquello que pica/duele/mueve a nuestro público nos ayuda a crear contenido de calidad.

 

 

saber quiénes son nuestros buyer persona

 

 

A QUÉ CLIENTES QUIERES ATRAER

Lo ideal es que los clientes que tenemos y los que deseamos atraer sean los mismos, pero hay ocasiones en los que esto no es así.

Cuando se da este caso, ha llegado la hora de revisar diversas partes del negocio, entre ellas la comunicación.

El truco está en pensar en ese buyer persona cuando escribes.

 

Sí, esto es lo que se dice en todos los blogs marketeros de la red, pero te lo voy a mostrar con un ejercicio muy simple.

 

¿Preparado?

 

Solo te llevará 5 minutos.

 

Coge un papel y un boli y escribe una pequeña carta a tu mejor amigo con los 5 motivos por los que debería acompañarte esta noche a tu restaurante favorito.

Ahora dale esa carta a tu vecino. Bueno, no se la des, pero imagina que te plantas en su puerta y él la lee.

 

¿Qué pasaría?

 

Lo más probable será que piense que anoche te pasaste con los yintónics. No entiende de qué le hablas, no sabe por qué quieres que te acompañe a cenar, no tiene motivos para hacerlo.

 

Conclusión: conoce bien a quién te diriges y escribe pensando en esa persona.

 

conoce bien a quién te diriges para saber cómo escribir en tu blog

 

 

CÓMO TE DIRIGES A TUS CLIENTES OFFLINE

Piensa en cómo les saludas (o saludarías si no eres tú quién tiene contacto directo con ellos), en qué tono les hablas, si los tuteas o no, si utilizas un lenguaje más o menos coloquial…

 

La forma en la que te diriges a tus clientes en el mundo offline es un buen indicador para saber en qué tono escribir en tu blog o redes sociales.

 

Sonar honesto, auténtico y transparente es el camino directo a la conexión. ¿Lo contrario? Todos esos blogs y redes repletos de frases que parecen sacadas de los periódicos, la teletienda o un contestador automático.

 

háblale a una sola persona

 

ESCRIBE SIN CORTARTE UN PELO

Lánzate, cuenta esa historia, no mires atrás, no corrijas, eso vendrá luego.

Escribe como si le estuvieses contando algo a ese cliente, no pienses en la estructura del texto, saca todo lo que tienes dentro. Puedes usar algunas de estas técnicas para inspirarte.

 

Cuando hayas terminado, descansa, date una vuelta y, cuando tengas la mente despejada, corrige la ortografía y la gramática.

 

Recuerda: dilo siempre de la forma más simple y corta posible (si estás pensando “Ya te vale, Pepa. Llevas encasquetándonos posts de más de mil palabras las últimas dos semanas”, te diré que tienes toda la razón del mundo y aprovecharé para recordarte la importancia de los títulos H1, H2 y H3 en los textos para hacerlos más entendibles, amenos y fáciles de leer incluso cuando escribas posts “algo” largos.)

 

Amigas de los títulos son las negritas. Destaca conceptos importantes de forma que, si alguien (o la mayoría de los lectores, no nos vamos a engañar a estas alturas) lee solo los títulos y las negritas, se queden con la información más importante de tu texto.

 

 

LEE CON LOS OJOS DE TU CLIENTE

Llega el último paso, personalmente me resulta especialmente divertido. Se trata de jugar a ser actor y meterse en el papel de nuestros clientes.

 

Adopta sus objetivos, deseos y miedos y ponte a leer.

¿Te llega? ¿Te remueve? ¿Te da ganas de pasar a la acción?

 

¡Enhorabuena! Has encontrado la forma en la que tú conectas con tus clientes.

 

Por cierto, en este post sobre marketing emocional encontrarás algunas claves para ser el rey de la conexión.

 

Cuéntame, ¿has puesto en práctica alguna de estas tácticas? ¿Cómo te ha ido?

 

Te espero la semana que viene con un post bien calentito sobre los motivos por los que un blog te ayuda a hacer crecer tu negocio.

 

Y recuerda, cuenta tu propia historia, la de los demás ya está muy vista 🙂

 

 

No Comments

Post a Comment