Copywriter gastronómico: qué hace y por qué no puede hacerlo tu primo
Conecta con tus clientes y aumenta tus ventas gracias al copywriting gastronómico.
copywriting, redacción de contenidos, storytelling, copywriting gastronómico.
23032
post-template-default,single,single-post,postid-23032,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
QUÉ HACE UN COPYWRITER GASTRONÓMICO

Qué hace un copywriter gastronómico (y por qué no puede hacerlo tu primo)

¿Tú también te has dado cuenta?

“Copywriter” parece la última palabra de moda. Es algo similar al boom de los community managers de hace diez años.

 

Si no conoces a uno, ya estás tardando.

 

Somos cansinos, hedonistas y algo frikis, pero con nosotros descubrirás una cara de la vida muy creativa, sabrosa y emocionante que te será difícil de olvidar.

 

Pero, ¿sabes realmente qué es eso del copywriting gastronómico?

 

En este post descubrirás si el copywriting gastronómico es algo goloso que añadir a tu vida o si, por el contrario, puedes repasar la lista de la compra la próxima vez que salga el tema.

 

 

Qué carajos es un copywriter, ¿eso se come?

Un copywriter es un redactor publicitario que trabaja creando conceptos publicitarios y/o  redactando textos orientados a la venta para diferentes formatos.

 

Un concepto publicitario es una idea creativa alrededor de la cual girará toda la publicidad de la empresa, desde eslóganes hasta spots televisivos, campañas en redes sociales, anuncios en prensa escrita…

 

Podríamos decir que un copywriter crea y escribe para vender.

 

 

“Vender” o el monstruo de las 3 cabezas

Vender es una acción que todos (sí, tú también) realizamos a diario.

 

Cuando convences a tu pareja de que esa vajilla es imprescindible, estás vendiendo.

 

Cuando explicabas a tus padres por qué debían dejarte salir hasta más tarde, estabas vendiendo.

 

Cuando cuentas que cierto vino marida de maravilla con un plato concreto, estás vendiendo.

 

Aunque en otros países como EE.UU  vender es algo positivo y necesario, parece que en España aún tiene connotaciones negativas. Seguimos relacionando el término”vender” con “engañar” o “robar”, cuando la venta no es más que la provisión de bienes o servicios que cubren una necesidad.

 

El caso es que “vender” con el fin de mejorar la vida de alguien, hacer más feliz a otra persona o establecer una relación en la que ambos salen ganando, un win-win, es una forma de mejorar el mundo.

 

Como ves, todo depende de cómo se utilice.

 



El copywriting es como un cuchillo,

puedes utilizarlo para extender un sabroso paté sobre una crujiente tostada

o puedes usarlo para fines menos apetitosos.

Pepa Cartini

 

 

El copywriting se encarga de atraer y persuadir a potenciales clientes y a fidelizar los que ya tienes. Eso sí, si la mercancía no es buena, el copywriting no sirve de nada.

 

 

 

 

Vale, pero ¿un copywriter gastronómico qué hace?

Básicamente, escribir textos relacionados con la gastronomía con diferentes fines (atraer clientes, crear marca, entretener, vender, provocar…) y orientados a diferentes públicos bien definidos.

 

Un copywriter (copy para los amigos) gastronómico ayuda a restaurantes y marcas agroalimentarias a conectar con su público, conseguir más visibilidad y engagement o aumentar las ventas de sus tiendas online.

 

 

Es cierto que la red ha cambiado las reglas del juego. No es que el copywriting en internet sea totalmente diferente al offline, pero sí que tiene sus peculiaridades.

 

 

Un copywriter gastronómico tiene en cuenta dónde se verán sus textos

 

  • Está demostrado que no leemos igual en papel que en un ordenador, un teléfono inteligente o una tablet, por lo que persuadir en papel no es lo mismo que persuadir a través de la pantalla. Esto no es una novedad. Tampoco es lo mismo escribir para una valla publicitaria que para un tríptico destinado a los buzones del vecindario.

 

  • Las imágenes y vídeos adquieren una nueva dimensión: partiendo de la base que el papel, por ahora, no reproduce vídeos, estos formatos cobran mucha más importancia en el plano digital y el copywriter ha de tenerlos en cuenta para apoyar su mensaje.

 

  • La forma de interactuar con el papel (mirar una valla publicitaria, pasar las hojas de una revista, doblar un folleto y meterlo en el bolsillo…) es totalmente diferente a la forma de interactuar con la pantalla (deslizar, hacer clic, cerrar y abrir ventanas…). Esta será la base para la estructura del mensaje o copy.

 

 

 

 

Un copywriter gastronómico crea ideas y textos relacionados con la gastronomía

El copywriter es una figura del mundo de la publicidad. En el plano offline, un copywriter gastronómico suele desempeñar las siguientes tareas:

 

  • Redactar las cartas de un restaurante.

 

  • Crear el mensaje de las etiquetas de vinos, cervezas o cualquier producto agroalimentario.

 

  • Escribir publireportajes.

 

  • Crear eslóganes y conceptos creativos sobre los que se sustentarán el resto de mensajes publicitarios.

 

  • Trabajar la identidad verbal de una marca.

 

  • Escribir en revistas y magazines.

 

En el mundo online, el copywriter gastronómico es una figura que se enmarca dentro del sistema del Inbound Marketing.

 

El Inbound Marketing es una metodología de Marketing digital no intrusivo que se basa en atraer clientes mediante contenidos de alta calidad (Marketing de atracción) y establecer una relación respetuosa con ellos.

 

Se trata de ofrecer soluciones a las necesidades de nuestro público objetivo. Se trata de ser útil.

 

Es decir, un copywriter gastronómico dedicado al mundo online:

 

 

 

  • Crea la identidad verbal de una marca y su manual de estilo.

 

  • Crea eslóganes.

 

  • Escribe textos para redes sociales.

 

 

¿Y eso de la web no lo hace un diseñador?

Aunque copywriters y diseñadores trabajamos mano a mano, nuestras funciones son diferentes. Un diseñador web se encarga de que tu página web sea estéticamente atractiva, se ajuste a tu imagen de marca y a los requerimientos que le has transmitido en el brief.

 

Un copywriter gastronómico trabaja para que, gracias a tu web, tú consigas tus objetivos (vender más, aumentar tus suscriptores, visitas, clics, etc.).

 

Está capacitado para esto porque tiene formación en:

  • Redacción publicitaria/ persuasiva
  • Redacción web
  • Storytelling
  • Marketing digital
  • Neuromarketing

 

 

¿Quiénes son los clientes de un copywriter gastronómico freelance?

Dentro del copywriting gastronómico puede haber microespecialidades, pero como especialización en sí nos dirigimos a los siguientes clientes:

 

  • Restaurantes
  • Marcas agroalimentarias: vinos, cervezas, leches, zumos, frutos secos, aceites, galletas, frutas, etc.
  • Bloggers de cocina y lifestyle
  • Agencias 

 

 

 

Entonces, cualquiera que sepa escribir y le guste la gastronomía puede ser copywriter gastronómico, ¿no?

Afirmar esto es lo mismo que decir que cualquier amante del universo que se sepa desenvolver en un aeropuerto y haya volado con frecuencia puede ser astronauta.

 

Como ya te habrás dado cuenta, un copywriter es un redactor que tiene formación en marketing y/o publicidad.

 

Este es el momento para decir que un redactor no es un copywriter. Un copywriter sabe redactar, pero un redactor, a no ser que se forme, no sabe crear mensajes publicitarios.

 

Un copywriter gastronómico, es decir, un copywriter especializado en gastronomía, es un copywriter que además tiene formación en los diferentes ámbitos que abarca la gastronomía. Lo ideal también es que tenga experiencia en empresas gastronómicas o agroalimentarias para poder entender mejor a su cliente.

 

Tener formación en gastronomía no es haber comido en muchos restaurantes, ser un foodie o hacerse selfies en el local de moda de turno.

 

Actualmente tenemos la suerte de que hay un gran abanico de formaciones en gastronomía avalados por instituciones de confianza. Es cierto que no todo el mundo puede permitirse algunas de estas formaciones, pero las diferentes universidades y organismos suelen dar la opción de pagar a plazos estas formaciones.

 

La gramática y la ortografía son la base de este trabajo, pero para poder desempeñar las funciones de un copywriter gastronómico, así como entender los verdaderos conceptos que hay detrás de las actividades de nuestros clientes, es necesario tener conocimiento sobre:

 

  • Historia y cultura gastronómica
  • Alimentación y nutrición
  • Agroalimentación
  • Gestión de negocios gastronómicos
  • Marketing y comunicación gastronómica
  • Tecnología e innovación gastronómica

 

A su vez, para desarrollar un buen trabajo, también conviene tener nociones de:

 

 

¿Te suena a chino mandarín?

 

Fíjate que son todo disciplinas que se pueden aprender.

 

Ser copywriter gastronómico no es algo innato.

 

El copywriter gastronómico no nace, el copywriter gastronómico se hace.

 

Eso sí, el amor por la escritura y la gastronomía ayudan bastante.

 

 

 

¿Y qué hace exactamente un copywriter gastronómico en su día a día?

Como cualquier otro copywriter, esto depende mucho de si trabaja para una agencia o si es freelance.

 

En mi opinión, un copy siempre debe:

  • Leer mucho.
  • Escribir mucho.
  • Encontrar inspiración.
  • Seguir formándose.
  • Estar en contacto con otros profesionales de su sector para enriquecer y enriquecerse con otros puntos de vistas y vivencias.

 

Esto es la base del caldo, el sofrito del arroz.

 

Otras tareas que verás hacer a un copywriter, sea cual sea su especialización son:

 

  • Quejarse de la cuota de autónomos.
  • Pelearse con el último plugin instalado en su wordpress.
  • Preguntarse en qué momento pensó que siendo freelance tendría más tiempo.
  • Alegrarse de poder tener un día libre en medio de la semana (cada dos o tres meses).
  • Vacilar porr la mañana en Instagram de no tener horario (y arrepentirse de ello a las diez de la noche mientras sigue trabajando).

 

Estas últimas tareas las comparte encantado con diseñadores, programadores y community managers que también trabajan por cuenta propia.

 

Conclusión:

  • Un copywriter gastronómico es un profesional de la publicidad que se dedica a crear ideas y textos gastronómicos y agroalimentarios con un fin específico (en última instancia, vender) teniendo muy claro a quién se dirige su mensaje y dónde se verá.

 

  • En el ámbito digital, su trabajo se enmarca dentro del Inbound Marketing.

 

  • Necesita conocer el mundo de la gastronomía desde perspectivas prácticas y teóricas.

 

  • Puede trabajar para una agencia o como freelance. En este último caso, además de trabajar directamente con sus clientes, también puede trabajar para varias agencias.

 

  • La formación, la pasión y la experiencia hacen bueno al copywriter gastronómico (y a cualquier profesional).

 

Y tú, ¿ya conocías la profesión del copywriter gastronómico? ¿Tienes alguna idea más que aportar?

 

Déjame tu comentario y si te ha molado el post, compártelo y llénate de buen karma digital ;).

 

 

 

4 Comments

  • Joan Marco

    22.09.2017 at 20:11 Responder

    Qué bien escribes, jodía. Y si el content además aporta valor al que lo lee… Ni te cuento ya. Me lo guardo, que la semana que viene lo volveré a leer con calma, pero es un artículo de manual que no se encuentra por ahí. ¿Contenido esencial se llama? ¡+1000! Por cierto, no cabe duda de que a más formación en copy&gastronomía&marketing, mejor que mejor. Pero que alguien se forme en los tres vértices de forma completa es cuanto menos complicado… Pero somos jóvenes, ¿no? Todo llegará. ¡Un besote!

    • Pepa Cartini

      23.09.2017 at 10:05 Responder

      jajaja ¡Muchas gracias compi!

      Claro que sí, tenemos toda la vida por delante.

      Además, con el tiempo te vas dando cuenta de qué “micro formación” necesitas. Es decir, como copy gastronómica entiendo que debo formarme en marketing digital, pero no necesito saberlo todo en profundidad.

      Por ejemplo, para embudos de venta, segmentación de bases de datos o Facebook Ads contaré con otros profesionales especializados, mientras que en fórmulas de copy, cómo escribir páginas de venta o SEO debo estar formada para ofrecer unos servicios de calidad.

      Lo mismo pasa con la gastronomía. No necesitas saberte de memoria la receta de la crème brûlée, pero sí las consecuencias que tuvo en la cocina internacional Madrid Fusión 2006.

      En fin, esto da para una buena conversación con un buen vino 🙂

      ¡Un besazo!

  • kiko

    23.09.2017 at 19:28 Responder

    Vaya, vaya, copy Cartini, que texto más disuasorio te ha salido.

    ¿Intenciones del subconsciente? XDD Cuidadín que algunos vemos metalíneas, que no ve ni el que escribe. XDD

    Bromilla a parte XD, suscribo lo que dice Joan arriba:
    Es un contenido muy “esencial”, y me ha encantado.

    ¡Un abrazote!

    • Pepa Cartini

      24.09.2017 at 09:44 Responder

      Hola, hola Kiko!
      Mola verte por aquí :).
      Me alegro de que te haya gustado el artículo. Mi intención es arrojar luz sobre nuestra profesión y ayudar, en la medida de mis posibilidades, a aquellos que desean incorporarse. No se nace siendo copy gastronómico, pero se puede aprender perfectamente. Yo sigo aprendiendo cada día y esto me motiva muchísimo.

Post a Comment