En qué se parecen la cocina de mercado y el copywriting
Cocina de mercado y copywriting: 3 puntos en común
10 septiembre, 2018
Descubriendo Noor de Paco Morales
Descubriendo Noor de Paco Morales
25 septiembre, 2018

Cómo me convertí en copywriter gastronómica profesional

Cómo me convertí en copywriter gastronómica

Vivimos en un constante proceso de cambio.

Solo mirando atrás podemos establecer conexiones e historias en las que parece que todo encaja.

Mientras, nos movemos en esa incertidumbre que solo nos permite planificar el siguiente paso.

 

En este post te voy a contar cómo me convertí en copywriter gastronómica profesional viviendo al 100% de mi propio proyecto. También te hablaré de cómo gestioné mis errores y  qué cambiaría si pudiera volver atrás.

 

ESTA ES LA HISTORIA DE CÓMO ME CONVERTÍ EN COPYWRITER GASTRONÓMICA PROFESIONAL

Todo empezó en el restaurante de mis padres. Allí, sin saberlo, hice mis primeros pinitos como copy escribiendo las especialidades del día en pizarras y carteles.

 

Tras dos intentos fallidos de carreras universitarias, decidí dedicarme en cuerpo y alma a la hostelería.

 

Estaba dispuesta a darlo todo. Tanto que dedicaba el 100% de mi tiempo a trabajar, estudiar, investigar y entender a mis referentes del mundo de la Gastronomía.

 

Con la idea de abrir mi propio restaurante, me formé con un máster profesional en:

  • Cultura e Historia culinaria
  • Gestión de procesos en negocios de restauración
  • Alimentación y Nutrición
  • Diseño, Tecnología e Innovación gastronómica
  • El mundo del vino (me gustó tanto que también me certifiqué con el WSETII)
  • Marketing y Comunicación gastronómica

 

Todo iba bien hasta que un blog se interpuso en mi camino. Un blog con el que descubrí que lo que yo hacía en el restaurante tenía un nombre: copywriting gastronómico.

 

De cómo ese blog me cambió la vida y del poder de las historias para emprendedores y pymes te hablaré en las siguientes líneas.

Se fraguaron justo hace dos días mientras me dirigía a una reunión en autobús.

 

 

UN BUS CON BILLETE AL PASADO: DE HOSTELERA A COPYWRITER PROFESIONAL

Llovía fuerte cuando el autobús en el que viajaba se detuvo justo ante el restaurante (aún cerrado) de mis padres.

 

Eran las 10:30 de la mañana.

 

Las cafeterías de alrededor estaban llenas.

 

Casi podía oler el aroma a zumo de naranja recién exprimido, el café tostado y los bollos con aceite y tomate.

 

Hace 7 años el restaurante de mis padres también estaba abierto a estas horas. Y yo servía desayunos.

 

Preparaba cafés con late art  (toda una revolución en aquel momento), organizaba turnos de personal y hacía números.

 

Late art en La casa de la pasta

Disculpa la calidad de la foto. Esto es lo que daba de sí mi móvil de aquella época.

 

Cuando llegaba a casa tras jornadas maratonianas (también hacía turnos de comidas y cenas) estudiaba para sacarme el Máster en Gestión e Innovación gastronómica de la Cátedra de Ferran Adrià, veía vídeos en Youtube para aprender a hacer nuevos dibujos en los cafés y me preparaba para certificarme con el WSET II.

 

No hacía otra cosa.

 

Si un día libraba (cosa complicada, los ingredientes del momento eran “crisis financiera mundial” + “negocio familiar”), recorría nuevos restaurantes con mi libreta para intentar describir los sabores que encontraba en el menú, los aromas del vino y las sensaciones que me transmitían.

 

No sabía exactamente por qué lo hacía, pero sentía que era lo que tenía que hacer.

 

Pepa Cartini sirviendo mesas

 

Cuando el bus volvió a ponerse en marcha, me pregunté cómo pasé de trabajar en el restaurante de mi familia a escribir para marcas gastronómicas, asesorar a emprendedoras con proyectos foodies y dar charlas sobre neurogastronomía y blogging.

 

 

Pepa Cartini Barra de Ideas Málaga

De cuando empecé a subirme a escenarios hablando sobre blogging

 

Ya se lo conté a Javi Pastor cuando me entrevistó para su podcast: uno de los libros que han marcado mi vida es “Momo” de Michel Ende (gracias mamá por ponerme siempre un libro en la mano).

 

Está repleto de grandes enseñanzas, por ejemplo:

 

No mires lo que te queda por barrer, céntrate solo en el siguiente paso .

 

Cuando te quieras dar cuenta, habrás barrido una enorme avenida.

 

 

LO MÍO CON EL COPYWRITING ESTABA ESCRITO

Cuando creces en el restaurante de tus padres, te entretienes con actividades algo distintas que el resto de niños. Es uno de los temas de los que hablé con  Elena Sacoe en esta entrevista que me hizo para su blog.

 

Mientras otros patinaban, mi hermana y yo:

 

  • Hacíamos muñecos con masa de pizza.
  • Doblábamos servilletas (y usábamos algunas para hacerles vestidos a las Barbies).
  • Escribíamos el menú del día en las pizarras.
  • Nos escondíamos debajo de las mesas cuando los manteles ya estaban puestos.
  • Bueno, y patinábamos con los niños del restaurante de al lado 🙂

 

Las fronteras entre juego y “echar una mano” se desdibujaban.

 

Y escribir en las pizarras era una de mis actividades favoritas.

 

Pronto me di cuenta de que la forma en la que escribía el menú, qué tipo de letra hacía y qué color de tiza usaba, provocaba que la gente parara, preguntara y entrara a comer.

 

Entonces no lo sabía, pero ya hacía copy.

 

Unos años más tarde, entendí que las historias son la columna vertebral de cualquier mensaje publicitario.

 

 

ESTO FUE LO QUE DESCUBRÍ EN UNA CATA DE ACEITUNAS

Llegué a cruzarme medio país en un día para hacer cursos de cata de aceituna, aprender a identificar los aromas del café, asistir a charlas de Juli Soler, conocer la nueva añada de mi vino favorito antes de que fuera embotellada…

 

Pepa Cartini hace un curso de cata de aceitunas en 2013

De cuando me planté un día en Madrid a hacer un curso de cata de aceitunas.

 

Lo hacía en 24 horas porque al día siguiente estaba de nuevo poniendo cafés.

 

En estos viajes fugaces descubrí que muchas veces conocemos los proyectos de grandes empresarios y conectamos con ellos porque cuentan sus historias más allá de las fronteras físicas de sus restaurantes, bodegas o fábricas.

 

 

De cuando ahorré para probar uno de los vinos más caros de España

De cuando ahorré para probar uno de los vinos más caros de España

 

 

Muchas de sus historias no son muy diferentes a las de las pymes. La diferencia está en que ellos saben cómo contarlas (o contratan a publicistas que las redacten para ellos) y usan los canales a su disposición para llegar a más personas. 

 

A estas alturas ya sabía que uno de los ingredientes fundamentales en el restaurante de mis padres eran sus historias.

 

 

La vida está hecha de historias

De cuando mis padres llevaban el bar de moda en Darmstadt, Alemania.

 

Los clientes venían  a escucharles y a contarles las suyas.

 

“Vamos a ver a Luís” , decían.

 

Pero, ¿y si esas historias pudieran traspasar los muros del restaurante?

 

 

La historia de mis padres

Mi padre abriendo la ventana de nuestro restaurante

 

Así planté la semilla de mi profesión actual. 

 

 

CÓMO UN BLOG PUEDE CAMBIARTE LA VIDA

Cuando empecé a recuperar fuerzas tras un profundo burn out (ya hablaremos de esto en otra ocasión), encontré en el blogging la forma de seguir conectada con el mundo exterior.

 

Lo que no sabía es que ese blog me cambiaría la vida. Literalmente.

 

En pocos meses mi bandeja de entrada pasó de alimentarse de mails de mis amigos pidiendo las recetas de las fotos que compartía en Facebook a propuestas de colaboraciones de marcas y restaurantes.

 

Y aquí está la respuesta a una de las preguntas que más me hacen: mi primer cliente llegó a través de mi blog de recetas.

 

Aquí está la clave: nunca había buscado un solo cliente. Me llegaron incluso antes de que decidiera dedicarme a esto de forma profesional.

 

Es la magia del blogging y por eso mi mayor error fue abandonar el blog. 

 

Pero de eso te hablaré más adelante.

 

Mi objetivo solo era pasarlo bien, compartir mis descubrimientos culinarios y tener un blog muy bonito y fácil de leer. Así que, para que mis lectoras se sintieran más a gusto, hice algunos cursos para mejorar mis fotografías y también mi escritura.

 

Así descubrí el copywriting.

Así conocí a Rosa Morel.

 

 

¿QUÉ OCURRE CUANDO APLICAS EL COPYWRITING A TU PROYECTO?

Conocer en persona a Rosa Morel y escucharla hablar sobre copywriting, redacción digital y vida freelance me llevó a fantasear con la idea de que quizás yo también pudiera ganarme la vida escribiendo para otros.

 

Concretamente para restaurantes, marcas gastronómicas y emprendedoras foodies.

 

Tras la charla me acerqué a Rosa y compartí con ella mi idea.

 

Su cara se iluminó y me dijo: “Sabes, ahora mismo no hay nadie con marca personal posicionado en este nicho, puede ser una gran idea si te lo curras”.

 

Me formé como copywriter con Rosa Morel

 

Dicho y hecho.

 

  • Me formé con ella como copywriter con su curso “Vivir de escribir”.
  • Terminé mi máster.
  • Realicé mis prácticas en un estudio de diseño y publicidad.

 

A partir de ese momento convertí mi blog en una web, lo sazoné con un poquito de copywriting gastronómico y empezó la fiesta:

 

  • Mi blog llegó al Top 10 de la lista de blogs de RTVE y fue nombrado en Directo al Paladar España y Directo al Paladar México.
  • Me propusieron escribir en el periódico agroalimentario de mi ciudad.
  • Di varias charlas sobre blogging gastronómico, especialización para copywriters y diseño de profesiones digitales entorno a la gastronomía. Alguna de ellas desde el escenario de Barra de Ideas.
  • Escribí para marcas como Café del Mar Ibiza y Hoteles Marriot.
  • Asesoré a emprendedoras foodies en su comunicación con muy buenos resultados.

 

Pepa Cartini en Barra de Ideas

 

 

Como te dije al principio, entiendo la vida como un proceso en continuo cambio. Todo es causa y consecuencia a la vez.

 

Ninguno de estos puntos es imprescindible, pero todos han sido necesarios para llegar hasta aquí.

 

Y ahora, vayamos con los errores y los aciertos en el camino como copywriter gastronómica freelance:

 

 

5 GRANDES ERRORES QUE HE COMETIDO EN LOS ÚLTMOS AÑOS

OLVIDARME DE MI PROPIO PROYECTO POR ACEPTAR DEMASIADOS ENCARGOS

Cuando empecé a escribir y crear de forma profesional, empecé a decir sí a todos los proyectos que me llegaban.

Abandoné mi propio blog y redes y solo trabajaba para los demás.

Error.

 

Si estás empezando, no cometas el mismo error que yo. Trabajar la propia marca es:

  • Una inversión de futuro: ayuda al flujo constante de clientes.
  • Una forma de atraer a los clientes adecuados que conecten con tus propios valores.

 

Si pudiese volver atrás, gestionaría esto de otro modo, pero sé que en ese momento no supe hacerlo de otra forma.

La prioridad era mantener el negocio y crecer.

Si pudiese volver atrás, cogería más clientes, delegaría algunas partes del trabajo y me ocuparía de crear contenido útil.

 

 

 

ACEPTAR PROYECTOS DE PERSONAS CON LAS QUE NO COMPARTO VALORES

Otro aspecto muy habitual de quién empieza como freelance es aceptar propuestas por miedo a que el mes que viene no lleguen clientes.

Así me vi trabajando con personas que tenían una visión del mundo totalmente diferente.

A veces, esto es enriquecedor, otras puede acabar desgastando.

 

 

 

ANTEPONER LAS REDES SOCIALES AL BLOG

Luego tuve la maravillosa idea de pensar que, como no escribía en el blog, al menos podía crear contenido para las redes.

No vaya a ser que la gente se olvide de mi marca.

Error.

Si hubiese invertido ese tiempo en escribir, hubiese podido crear muchísimo más valor para mis potenciales clientes.

Las redes absorben mucho tiempo, enganchan y nos hacen depender de un algoritmo que engulle nuestros contenidos a ritmo de bakalao ochentero del malo.

Redes sí, pero de forma estratégica.

 

 

 

PENSAR QUE POR NO SABER EXPLICAR LAS CAUSAS, MI CAMINO NO ES VÁLIDO

Cada vez que me preguntaban cómo he llegado hasta aquí me sentía algo insegura por no poder decir “he estudiado Periodismo” o “soy licenciada en Publicidad”.

Pensaba que venir de la hostelería, haber hecho un máster profesional y estar aquí gracias al trabajo realizado a través de un blog no era válido.

Exacto:  ¡Error!

Cada uno tiene su propio camino.

Más tarde descubrí que he leído más libros de comunicación, persuasión y técnicas publicitarias que muchos licenciados.

Sin ánimo de que suene a cliché: el camino establecido no es el único.

 

 

 

CREER QUE POR QUE OTROS NO LO HAN LOGRADO, YO TAMPOCO IBA A HACERLO

Hay muchas frases dando vueltas por las redes que resumen esto.

Cuando emprendes, suele aparecer bastante gente diciendo que lo que quieres hacer es una locura, que no va a funcionar, que es imposible…

Ahora sé que simplemente les incomodaba que alguien se saliera del tiesto.

No nos gusta ver que otro hace lo que nosotros no nos atrevemos a hacer.

 

De cuando me certifiqué con el WSET II y conocí a Ferran Centelles.

De cuando me certifiqué con el WSET II y conocí a un montón de gente bonita  y a mis dos profes a los que admiro un montón Ferran Centelles y David Molina.

 

 

 

5 GRANDES ACIERTOS QUE HE TENIDO ESTOS ÚLTIMOS AÑOS

DELEGAR DESDE EL PRIMER MOMENTO LA CONTABILIDAD DE MI NEGOCIO

Sin duda, mi mayor acierto: delegar la contabilidad y todos los aspectos legales desde que me di de alta como autónoma.

Porque lo mío es escribir y crear, no hacer números ni contratos.

 

 

SEGUIR FORMÁNDOME PONIENDO EL FOCO EN LO QUE NECESITO PARA SER MEJOR PROFESIONAL

Los autónomos digitales corremos el peligro de engancharnos a hacer cursos y más cursos pensando que nunca estamos lo suficientemente preparados para salir ahí fuera.

Si sabes bien la teoría y has hecho prácticas es hora de volar. El resto solo lo puedes aprender ejerciendo.

Después de especializarme en copywriting cursé un postgrado en Inbound Marketing y Branded Content que sigo estudiando.

Puntualmente hago pequeñas formaciones en aspectos concretos de negocio que necesito para avanzar.

El resto del tiempo escribo.

 

 

ENTENDER QUE A VECES NECESITO TRABAJAR DESDE CASA Y OTRAS DESDE UNA OFICINA O COWORKING

Cuando pisé el primer coworking pensé que había sido un error no hacerlo antes.

Ahora me conozco mejor y sé que necesito momentos en los que prefiero trabajar sola y otros en los que trabajo mejor acompañada.

Lo bueno es que hay muchas oficinas y cafeterías inspiradoras a las que ir con el portátil durante las horas que quieras (no olvides hacerte la foto-postureo de rigor para instagram. Y recuerda: que se vea la manzanita del Mac y el café del Starbucks).

 

 

SER HONESTA AUNQUE IMPLIQUE PERDER CLIENTES

Me siento orgullosa de decir que he dejado bastante pasta en la mesa (y no eran macarrones) por venir de empresas con las que no comparto valores.

Creo profundamente que la publicidad se puede utilizar como un gran trampolín para dar voz y visibilidad a empresas que aportan su granito de arena para un mundo más humano, sostenible, limpio y honesto.

Siempre que el pago de facturas me lo permite, pongo a disposición de estas empresas mis conocimientos y creatividad.

Hay gente a mi alrededor que opina que hago mal en no aceptar ciertas ofertas, pero dormir cada noche sabiendo que estoy contribuyendo a mi manera a hacer un mundo mejor y más bonito, para mí, no tiene precio.

 

 

RODEARME DE PROFESIONALES INSPIRADORES CON UNA GRAN CALIDAD HUMANA

Encontrar momentos para tomar un café real o virtual con otras emprendedoras para compartir ideas, anécdotas e inquietudes es otra de esas cosas que no tienen precio.

Te recomiendo que hagas un grupo de mastermind o reuniones periódicas con otras emprendedoras.

 

 

 

RESUMIENDO: MUCHO TRABAJO & ROCK & ROLL

Voy a enmendar mi mayor error retomando el blog. Esta vez no el de recetas, sino este sobre técnicas de copywriting gastronómico, estrategias de comunicación, neurogastronomía (como en esta entrevista que me hizo Rosa) y aventuras y desventuras de ser autónoma .

 

Quería que este post sobre todo fuera útil.

Y sé que suena poco cool, pero pienso que sin esfuerzo y mucho trabajo no hay recompensa.

 

Me encantaría decirte que vivo en Miami, que trabajo 4 horitas desde la playa con mi MacBook y que el resto del tiempo estoy en el spa.

 

Pero la verdad es que vivo en El Palo, el último barrio antes de salir de Málaga, que sí, trabajo con un MacBook, pero lo suyo me costó, y que no tengo spa, pero sí una playa muy bonita a 5 minutos de mi portal.

 

Venga, puedes tuitearlo si quieres:

 

Yo tampoco soy cool: hay que currar mucho para vivir de tu propio proyecto. Clic para tuitear

 

No tiro la toalla porque disfruto superándome, haciendo frente a la adversidad, equivocándome y volviendo a levantarme.

No es fácil, pero sí estimulante, emocionante y divertido.

 

Pienso que no hay un único camino para vivir como quieres. A veces la puerta se abre tras estudiar una carrera, otras gracias a los contactos adecuados o tras años de viajes y trabajo…

 

Tras estas 2.600 palabras creo que he respondido a todas las preguntas que recibí ayer en instagram.

 

Te espero, como siempre, en los comentarios :).

 

Gracias por leerme.

22 Comments

  1. Rosa Morel dice:

    Qué orgullosa estoy de ti, no solo como colega de profesión, sino como amiga. Gracias por contar tu historia desde la humildad y la emoción.

    ¡Eres grande, Pepa!

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Mi Rosa, muchas gracias por compartir tanto y por estar ahí!
      Siempre lo digo: concerte me abrió la mente a un mundo lleno de nuevas posibilidades.
      ¡Un abrazo enorme!

  2. Miss Muffins dice:

    Buen artículo Pepa 👍🏻
    Gracias por compartir tus experiencias, me encanta como las cuentas.
    Un besote! 😘

  3. Kath dice:

    Que buen post Pepa!

    Te sigo muy de cerca, me encanta lo que haces y como lo comunicas:)

  4. Eva dice:

    Me ha encantado el post, mucho trabajo detrás de lo que parece fácil. Muy fan tuya porque conozco tu historia desde hace años 😄

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Eva, qué alegría leerte por aquí!
      Es verdad, tú lo has ido viendo todos estos años 🙂
      Pasito a pasito se anda el camino.
      Muchas gracias, ¡un abrazo!

  5. Me encanta tu post!! Eres una crack, sin dobleces ni tonterías!! Auténtica!!

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Carmen!
      Muchas gracias :), justo eso he intentado, transmitir la historia como es.Si no tiene playas en Miami, qué le vamos a hacer XD
      ¡Un abrazo, bonita!

  6. Inma dice:

    Enhorabuena por esa historia tan auténtica y por ese camino maravilloso lleno de aprendizajes. Todo un ejemplo de tesón y valentía para los emprendedores que caminamos despacito en busca de nuestro trabajo soñado. Un abrazo!

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Inma!
      Parece que hasta que no nos ponemos a contar nuestra historia, no nos damos cuenta de todos esos pasitos que vamos dando. A veces parece que todo sucede de repente, pero resulta que llevamos años y años sembrando.
      Muchas gracias por pasarte por aquí :), ¡un abrazo!

  7. RAQUEL dice:

    ¡Cómo emocionas e ilusionas Pepa! El post es GENIAL y tus errores nuestras oportunidades. GRACIAS. Me encantó descubrirte cada día más.

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Raquel!
      ¡Muchísimas gracias!
      ¡Qué alegría me da leerte siempre, sobre todo después de tantos años ya!
      Me alegro un montón de que te resuene y te resulte útil. Qué bonito descubrirnos y redescubrirnos a través de las conexiones de la Red. Eso sí, 2019 podría venir con una desvitalización bajo el brazo, ¿no? 😀
      ¡Un abrazo gigante!

  8. Kim dice:

    ¡Excelente post!
    Estoy totalmente de acuerdo : sin esfuerzo y mucho trabajo no hay recompensa.
    Como tú dices, no hay que tirar la toalla a la primera adversidad hay que levantarse más fuerte y seguir adelante porque es estimulante, emocionante y divertido.

    Gracias Pepa!

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Kim!
      Totalmente, creo que lo importante es cada pasito, al fin y al cabo, el camino se hace andando, ¿no? 🙂
      Muchas gracias por leerme, ¡un abrazo enorme!

  9. Irene dice:

    Madre mīa que grande eres Pepa Cartini! Y como te lo has currado, y puedo dar fe de ello porque te sigo desde los inicios de tu blog y me enamoraste desde el primer día por tu manera de explicar las cosas con amor y dedicación.. Estoy muy contenta por tí porque sé que te lo mereces y no dudes que esto es sólo la punta del iceberg…prepárate para algo gordo, porque vas a triunfar a lo bedtia! Sólo espero que eso no te haga cambiar nunca porque tienes una esencia que será tu marca personal allá dónde vayas y hagas lo que hagas. Besos Garnnachita querida…

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Irene, no sabes la ilusión que me hace que pases por aquí!
      Muchísimas gracias por tus bellas palabras y deseos (¡y por llamarme “Garnnachita”, brindo por los viejos tiempos!).
      No sé hasta dónde llegará todo esto, pero estoy infinitamente agradecida por poder vivirlo y compartirlo con tantas personas bonitas 🙂
      ¡Un besazo enorme!

  10. Nos ha gustado mucho todo lo que has trasmitido en este post o entrada. Y como blogueros (Aunque ahora lo hemos parado después de 12 años) nuestro blog en el mundo de la celiaquia nos ha aportado mucho. Y valoramos mucho los blogs.

    Gracias a nuestra amiga bloguera Raquel Contador – Sinestesia Gastronómica te hemos conocido y se lo agradecemos.

    Te deseamos mucho éxito, ya que existen muchos caminos

    Saludos

    Ana y Víctor

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Ana y Víctor!
      Muchas gracias por pasaros por aquí y por vuestros buenos deseos. Conozco vuestro blog gracias a Raquel y me parece increíble la labor que habéis estado haciendo durante todos estos años.
      Os deseo lo mejor, desde luego es un camino apasionante.
      Un abrazo,
      Pepa.

  11. Berenice dice:

    Hola Pepa,

    Te conocí desde IG, y me caes tan bien, te admiro, me gusta tu trabajo y eres inspiración para mí, me gusto mucho este post.

    Me has ayudado a darme cuenta y recordar de lo importante que es seguir formándonos, mantener el contacto con emprendedores, personas de tengan tus valores y seguir aprendiendo de los errores.

    Muchas Gracias, hoy me hiciste el día de respirar y seguir adelante.
    Por cierto, hablando de mastermind o café cibernético, hay alguno que me recomiendes? Me encantaría participar.
    Muchas gracias y un saludo enorme Bella !

    • Pepa Cartini dice:

      ¡Hola Berenice!
      Mil gracias por tu mensaje, me alegro mucho que te haya gustado el post.
      Me encanta lo que haces, ya lo sabes 🙂
      Los masterminds los puedes empezar por ti misma con un par de emprendedoras que estén en tu misma onda. Si me entero de alguno que se esté consituyendo, te aviso.
      Y lo del café cibernético, podemos verlo y concertar uno 🙂
      ¡Un abrazo gigante y muchas gracias por tu mensajito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *