Cómo inspirarse: 4 secretos para estar (casi) siempre inspirado
Conecta con tus clientes y aumenta tus ventas gracias al copywriting gastronómico.
copywriting, redacción de contenidos, storytelling, copywriting gastronómico.
289
post-template-default,single,single-post,postid-289,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
4 secretos para estar siempre inspirado

4 secretos para estar siempre inspirado

¿Has hecho pizza alguna vez? Si tu respuesta es sí (eso espero), te habrás dado cuenta de que la masa sale diferente cada vez que la haces.

Influyen factores como la temperatura ambiente, la humedad, durante cuánto tiempo la amasas…

Con la creatividad pasa lo mismo: influyen muchos aspectos, hay que echar los ingredientes justos en la olla para que salga el potaje.

A veces confundimos inspiración con los “detonantes”. Son dos cosas totalmente diferentes.

 

Veámoslo brevemente:

 

Recuerda, el mundo está lleno de belleza. 

 

INSPIRACIÓN VS DETONANTES

La inspiración es un estado en el que fluyen las ideas, mientras que los “detonantes” son situaciones que te hacen mover el culo.

Ambos son necesarios, pero tienen consecuencias diferentes.

Los detonantes consiguen que te pongas a trabajar, pero conviene estar inspirado para conseguir que tu trabajo sea realmente goloso.

La clave está en conocerse bien para saber cuáles son nuestros detonantes y qué nos inspira.

Quizás tu detonante sea un desafío o una decepción. Tal vez una charla con un amigo o el sabor de boca que te dejan un buen libro o una película.

Quizás sean la rabia, el miedo, una carencia…

Los detonantes son situaciones, emociones o sentimientos que te llenan de fuerza para pasar a la acción. Puede ser un paseo, una buena alimentación…

Es importante ser muy consciente de esto para poder aprovechar estas circunstancias y sacar algo productivo de ellas.

¿Qué situaciones, emociones, sensaciones, sentimientos… consiguen que pases a la acción?

Obsérvate, conócete…¡y actúa!

 

MIS SECRETOS PARA ESTAR (CASI) SIEMPRE INSPIRADA

Puede que algunas de esas cosas te resulten muy obvias, pero ¿las implementas realmente cuando necesitas inspiración?

 

La importancia de la luz y los colores. Foto Pepa Cartini.

 

Rodéate de belleza, orden y luz:

¿Te ha pasado alguna vez que, al entrar en un sitio, te ha invadido una sensación poderosa y concreta?

Los ambientes que creamos tienen una influencia brutal en nuestro estado de ánimo y por lo tanto en nuestra productividad y creatividad.

Somos 90% agua y como tal, nos vemos moldeados por las circunstancias que nos rodean.

Un ambiente creativo es un ambiente bien aireado, luminoso (si es luz natural, mejor que mejor), bello y ordenado (tampoco hace falta ser Marie Kondo, pero aspirar a ello, ayuda).

Una plantita, decorar tu puesto de trabajo con fotos bonitas (yo las recorto de revistas gastronómicas), frases inspiradoras y colores que te gusten, marca la diferencia. Tunéalo todo de forma asrtística. Hasta tu fondo de pantalla.

¿O crees que es casualidad que las mejores empresas creen este tipo de escenarios para sus creativos?

 

Llénate de arte

– Encuentra un momento para ver buenas películas o documentales. Quizás te inspire un actor en particular, o un director. A lo mejor es la banda sonora o la fotografía… A mí me va Abstract de Netflix, documentales sobre diseñadores o tipografías

– Lee blogs, libros y revistas de buena calidad, con buen contenido. Fíjate y descubre qué es lo que te gusta de estas publicaciones. ¿Es la tipografía? ¿Sus fotografías? Quizás sean los colores que utilizan, los espacios en blanco, el tamaño y forma de las fotos, el tono en el que escriben, los temas que tratan. No envidies, admira: es una forma genial de mejorar.

– Hazte carpetas en Pinterest con cosas que te inspiren y mírala de vez en cuando.

– Visita museos o mira obras de artistas que te inspiren. A mí me flipan Lita Cabellut y Nic Courdy y mirar vídeos de buena publicidad.

 

Mira a tu alrededor con ojos de niño

Nuestro cerebro selecciona la información que considera relevante, aquella que nos sirve para sobrevivir. Esto hace que obvie muchos aspectos que nos serían útiles para crear.

Abre los ojos y sintoniza.

Pasea y observa.

Mira tu alrededor como si nunca lo hubieras visto.

Un ejemplo: estoy segura que, en tu casa, oficina, tienda, restaurante…hay rincones en los que podrías sacar fotos preciosas para tus redes sociales y en los que no te habías fijado hasta ahora.

 

Pon música que te inspire

Parece una tontería, pero con la música pasa como con el ambiente: nos hace sentir y cambiar nuestro estado.

Empieza tu jornada con música que te inspire, hazte listas en Spotify o Youtube…

Te he hecho una lista de reproducción con canciones que me inspiran. ¿Te gusta? Es una lista colaborativa, puedes añadir canciones que te inspiren a ti.

Si has llegado hasta aquí es porque te dedicas a algo que de algún modo es un arte.

No lo olvides.

Eres un artista.

Y cuéntame en los comentarios:

¿Qué te inspira a ti?

¿Cuáles son tus detonantes?

No Comments

Post a Comment